La Jefa mantuvo la ilusión mundialista

Carla Guerrero, heroína de cien batallas, liquidó la definición por penales y le dio a La Roja los pasajes para ir a pelear un cupo mundialista en el torneo que se realizará en febrero en Australia y Nueva Zelandia. Los 90’ terminaron 1-1.

Por JULIO SALVIAT

La pelota estaba quietecita a doce pasos del arco y las respiraciones estaban interrumpidas en el medio y en el borde de la cancha. Carla Guerrero retrocedió cuatro pasos y corrió lentamente hacia el balón para darle con el borde interno de su pie derecho. Mejor no podía hacerlo: la redonda salió disparada hacia el sector izquierdo del pórtico venezolano, dio en el poste y se fue hacia la red.

Era el cuarto penal que servían las chilenas y el séptimo de la definición a que había obligado el dramático 1-1 con que finalizaron los 90 minutos reglamentarios y los cinco de recuperación añadidos en el partido por el quinto lugar de la Copa América Femenina, posición que da derecho a un repechaje que tendrá lugar en un minitorneo que se desarrollará en febrero del próximo año en Australia y Nueva Zelandia.

El suspenso crecía porque el asunto pudo concluir mucho antes. Chile ganaba 1-0 cuando se cumplía el segundo minuto de recuperación de los cinco que había agregado la árbitra brasileña Edina Alves. Faltaban apenas tres para celebrar. Pero la defensa roja no fue capaz de resistir el asedio y la igualdad se produjo en el enésimo centro desde la derecha, ahora conectado en el área chica por Deyna Castellanos.

Christiane Endler atajó el segundo penal venezolano.

Y en los penales también parecía asunto liquidado luego de lograr un rapidísimo 3-0 con servicios perfectos de Francisca Lara, Karen Araya y Daniela Zamora, mientras las venezolanas malograban sus servicios con un remate elevado de Castellanos y una soberbia atajada de Christiane Endler a Lourdes Moreno. Descontó Oriana Altuve, pero no importaba: era cosa de que Rosario Balmacedaanotara para liquidarlo todo. Y falló. Le correspondía servir a Isaura Viso, y convirtió con disparo perfecto. De ese modo quedaron 3-2 y le tocó el turno a la Jefa. A Carla no le tembló la pera. Tampoco el pie. Y así se pudo celebrar en Armenia, allá en Colombia, y en todo el país acá. La ilusión mundialista quedaba viva, y eso era lo que se buscaba.

Dos triunfos venezolanos en los partidos previos al torneo abonaban el pesimismo sobre la suerte de La Roja en este partido. Para peor, en la víspera quedó descartada, por Covid, la volante Valentina Navarrete, una de sus valores más confiables.

A pesar de todo fue un partido muy parejo. En los primeros 20 minutos, Chile tuvo más el balón y Endler fue una espectadora. Pasado ese lapso, Venezuela comenzó a mejorar y la primera alarma en los arcos la dio un cabezazo de Alduve que la arquera chilena miró cómo se le alejaba y terminó con la pelota estrellándose contra el travesaño. Chile pudo tomar ventaja antes del descanso con un misilazo de Lara que rozó un vertical. Pero Venezuela también pudo hacerlo en una escapada de Michelle Romero abortada con el pie por la esta vez eficientísima Endler.

En el segundo lapso, lo mismo: Zamora desvió por muy poco y en la réplica otra vez el travesaño del arco chileno quedó temblando, esta vez por un remate de Castellanos.

Daniela Zamora celebra la apertura de la cuenta.

El golazo de Daniela Zamora, a los 65’, un remate rasante desde fuera del área, pareció decidir la suerte del partido. La defensa chilena parecía tener armas para contrarrestar un asedio intenso, pero no pudo. La lluvia torrencial que cayó desde los 75’ pareció mojar también las ideas de las jugadoras con camiseta roja, que ya no buscaron a Francisca Lara para ordenar los ataques, sino que se limitaron a tirar lejos el balón. Fernanda Ramírez, que había sido un gran complemento para Camila Sáez, se lesionó, y ya no fue lo mismo. El empate se veía venir. Y vino, pese al notable entusiasmo y fantástico esfuerzo de las dirigidas de José Letelier.

Algunas conclusiones quedaron de todo esto. Paralelamente a este torneo se está desarrollando la Eurocopa femenina. Y las diferencias saltan a la vista hasta el punto de que parecen juegos diferentes. El fútbol que practican las jugadoras del Viejo Mundo, con un deporte plenamente profesionalizado, es de trámite tan atractivo como el de los varones. En Sudamérica todavía están en etapa de desarrollo. Y en nuestro país, poco menos que en pañales en condiciones de semi amateurismo.

No hay comparación en el control de balón, visión periférica, precisión en los cambios de juego, técnica de disparo, potencia, velocidad, resistencia a los pelotazos. Todo eso habrá que trabajar durante años para que Chile sea protagonista en la competencia internacional.

PORMENORES

CANCHA: Estadio Centenario, Armenia, Colombia.

PÚBLICO: 1.000 espectadores, aproximadamente.

ÁRBITRA: Edina Alves, de Brasil.

CHILE (1-4): Christiane Endler; Rosario Balmaceda, Fernanda Ramírez (86’, Carla Guerrero), Camila Sáez, Javiera Toro; Karen Araya, Paloma López, Francisca Lara; Geraldine Leyton (80’, Javiera Grez), Daniela Zamora y Yenny Acuña (86’, Yastin Jiménez). DT: José Letelier.

VENEZUELA (1-2): Nayluisa Cáceres, Mairelis Gutiérrez (44’, Gabriela Angulo), María Peraza, Verónica Herrera. Michelle Romero; Bárbara Olivieri, Sonia O’Neill (46’, Lourdes Moreno), Mykerlin Astudillo(80’, Isaura Viso); Deyna Castellana, Oriana Altuve y Eaiderlin Carrasco (34’, Paola Villamizar).

GOLES: 65’, Zamora (CH); 90+2’, Castellanos.

AMONESTADAS: Toro y Balmaceda (CH); Carrasco y DT ayudante (V).

EXPULSADAS: No hubo.

PENALES: Convirtieron para Chile Lara, Araya, Zamora y Guerrero; malogró Balmaceda. Para Venezuela anotaron Altuve y Viso; fallaron Castellano y Moreno.

Revisa el resumen del encuentro: