La NASA presenta en sociedad a una estrella bebé

Los científicos aseguran que el cuerpo celeste, captado por telescopio espacial James Webb, crecerá hasta parecerse mucho a nuestro Sol.

Por EL ÁGORA / Foto: NASA

El telescopio espacial James Webb capturó una imagen de una estrella recién nacida que revela cómo podría haber sido nuestro Sol cuando solo tenía unas pocas decenas de miles de años.

La imagen de HH 211 (foto principal) publicada por la NASA esta semana, muestra el flujo de salida de una joven estrella. “Un análogo infantil de nuestro Sol”, apuntó la NASA en un comunicado.

Situada a unos mil años luz de la Tierra, en la constelación de Perseo, de Herbig-Haro 211 tiene sólo un ocho por ciento de la masa del Sol. Se trata, por lo tanto, de una protoestrella de clase 0, lo que significa que la estrella naciente tiene menos de 100 mil años de edad, y “con el tiempo crecerá hasta convertirse en una estrella como el Sol”, escribió el equipo del Webb en Internet.

La impresionante imagen, con tonos azules y rosas surgiendo de un centro oscuro, muestra la región luminosa que rodea a la estrella recién nacida, conocida como objeto Herbig-Haro. A medida que la nueva estrella expulsa chorros de gas, estos vientos chocan con el gas y el polvo vecinos, produciendo el colorido flujo de salida que se ve en la imagen.

En Twitter (X), la imagen de HH211 inspiró diferentes interpretaciones de los espectadores. “Es como estirarse al despertarse de la siesta”, comentó un usuario en un post de la NASA sobre la imagen infrarroja. “Parece el chorro de un cañón de partículas de ciencia ficción”, escribió otro.

Según la NASA, las estrellas recién nacidas están “invariablemente todavía incrustadas dentro del gas de la nube molecular en la que se formaron”, lo que dificulta su documentación. Sin embargo, los sensibles instrumentos infrarrojos de Webb lo convierten en una poderosa herramienta para registrar estos cuerpos celestes.