La NASA recurre a Blue Origin para construir un módulo de aterrizaje lunar

La empresa del multimillonario Jeff Bezos será la encargada de diseñar una segunda nave para intentar alunizar en 2029.

Por EL ÁGORA / Foto: NASA

Dos años después de adjudicar a SpaceX, de Elon Musk, un contrato para transportar astronautas a la superficie de la Luna, la NASA anunció que eligió a la empresa espacial rival Blue Origin (del multimillonario Jeff Bezos), para construir un segundo módulo de aterrizaje lunar.

La nave de Blue Origin, llamada Blue Moon (Luna Azul) fue seleccionada para la misión Artemis 5, prevista actualmente para 2029. La empresa tendrá que demostrar primero que puede aterrizar con seguridad en la Luna sin tripulación.

Bezos, fundador y ex consejero delegado de Amazon, dijo en Twitter que se sentía “honrado de estar en este viaje con NASA para aterrizar astronautas en la Luna… esta vez para quedarse”.

El contrato asciende a 3.400 millones de dólares, pero John Couluris, vicepresidente encargado del transporte lunar en Blue Origin, dijo durante una rueda de prensa que la propia empresa aportaría “bastante más” de esa cantidad para completar el desarrollo de la nave.

Artemis marca el regreso de la NASA a la Luna después de más de 50 años y se compone de varias misiones.

En 2021, la agencia estadounidense eligió a SpaceX para construir un módulo de aterrizaje para Artemis 3, la primera misión de la serie en la que astronautas reales esperan pisar la superficie lunar. La NASA también eligió en 2022 el módulo de aterrizaje de SpaceX para su misión Artemis 4, pero al mismo tiempo solicitó ofertas de otras empresas para el resto del programa.

“Queremos más competencia. Queremos dos módulos de aterrizaje. Así tienes más fiabilidad. Tienes copias de seguridad”, dijo el jefe de la NASA, Bill Nelson.

El objetivo del programa Artemis es aprender a vivir en la Luna, con la finalidad de probar todas las tecnologías necesarias para un viaje con un destino mucho más peligroso: Marte.