La ONU recomienda a EEUU que luche por una real justicia racial

El equipo que estudia el problema concluye que la esclavitud dejó un legado enraizado en la sociedad estadounidense.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: ARCHIVO

El equipo de investigación creado por el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en 2021, un año después del asesinato del afrodescendiente George Floyd a manos de un policía blanco de Minnesota, Estados Unidos, concluyó que el país debe promover a toda costa la justicia racial y extirpar de su sociedad el legado dejado por la esclavitud.

Conocido formalmente como Mecanismo Internacional de Expertos para Promover la Justicia Racial y la Igualdad en la Aplicación de la Ley, señaló que “en Estados Unidos, la inequidad racial se remonta a la creación misma del país. Y no habrá soluciones rápidas”, según señaló Tracie Keesee en conferencia de prensa.

El equipo experto en racismo de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) constató el “agotamiento” de la comunidad afrodescendiente de Estados Unidos durante una visita de 12 días al país y recomendó que el legado de la esclavitud sea abordado por las autoridades “a todos los niveles”.

El equipo se reunió con víctimas, figuras de la sociedad civil, el Poder Judicial, sindicatos policiales, funcionarios federales y locales en Washington, Atlanta, Los Ángeles, Chicago, Minneapolis y Nueva York.

Keesee agregó que las condiciones exigen “una reforma integral y un fuerte liderazgo en todos los niveles” frente al “legado profundamente arraigado de la esclavitud en la vida cotidiana de las personas de ascendencia africana. Hasta el día de hoy, la discriminación racial impregna los encuentros con las fuerzas del orden desde el primer contacto, el arresto, la detención, la sentencia y la privación de derechos”.

Las entrevistas realizadas por el equipo de la ONU demostraron que “el agotamiento de ser negro está presente en la vida diaria”. Agentes de la Policía que son afrodescendientes también hablaron del “estrés de ser negro en Estados Unidos”.

La misión entregará un informe detallado más adelante, pero en una declaración inicial elogió “varias iniciativas prometedoras, incluso a nivel estatal, que las autoridades han desarrollado para combatir la discriminación racial”. Sin embargo, el mecanismo “siente la urgencia y la responsabilidad moral de hacerse eco del desgarrador dolor de las víctimas y sus rotundos llamados a la rendición de cuentas y el apoyo, que escuchó a lo largo de su recorrido”.