“La Pasión de Cristo”: un imperdible de Semana Santa

Dentro de un sinnúmero de clásicos que aluden a la figura de Jesús de Nazareth, esta película -que está por cumplir 20 años- es una de las imprescindibles. En esta nota comentamos algunos detalles.

Por EL ÁGORA / Foto: IMDB

“La Pasión de Cristo”, producción estadounidense dirigida por Mel Gibson, se ha convertido en una película infaltable para los panoramas de Semana Santa. Estrenada en 2004, el film que narra las últimas 12 horas de Jesús. Y es una obra que destaca por su intensidad, realismo, precisión y detalle.

La cinta se inicia con la estadía de Jesucristo en el Monte de los Olivos, en el momento que Judas prepara su traición, pero donde también “el elegido” dialoga con sus apóstoles para advertirles de los sucesos que están por ocurrir. Es el comienzo de un trabajo penetrante y con mucho impacto para las audiencias. Gibson no deja nada al azar. La lectura que hace el director de este Jesús es cercana a las versiones de los evangelios bíblicos, pero también la tragedia cristiana está muy bien retratada en las poco más de dos horas de duración que tiene la película.

De hecho, hay escenas que son conmovedoras e inquietantes, como el momento de los azotes (foto principal). O cuando Jesús se presenta ante un Herodes lunático, que no encuentra motivo en demasía para castigar al nazareno. Inclusive el duro y violento camino hacia la crucifixión.

Por este motivo, la perturbación de estas secuencias genera una conmoción en el espectador, que conecta consistentemente esta historia cinematográfica con la desdicha que significa la muerte de Jesucristo.

Asimismo, le película fue bastante criticada durante su estreno, principalmente por las distintas visiones que existe sobre cómo se retrata a Jesús desde la multiculturalidad de religiones. De hecho, el ensañamiento que tiene la película en mucha de sus tomas provocó que fuera prohibida en algunos países, como Arabia Saudita y Bahrein.

Por otro lado, “La Pasión de Cristo” tiene como protagonista al actor estadounidense Jim Caviezel, quien personifica a Jesús. Para ese entonces, tenía 33 años y para la filmación de la película debió aprender hebreo, arameo y latín.

Por último, detallar que las escenas explícitas en el film produjeron, a la vez, una intensa reflexión en muchos de los espectadores. Porque la crudeza de las tomas es lo que más asombra y desconcierta del trabajo de Mel Gibson. Por lo mismo, esta producción está llamada a permanecer dentro de los largometrajes clásicos que demanda este feriado religioso.

“La Pasión de Cristo” está disponible este fin de semana en diversas plataformas de streaming como Star+, para todos aquellos suscriptores que deseen verla.