La salida de Solari dejó molesto a Gustavo Quinteros

El entrenador de Colo-Colo quedó absolutamente disconforme
con Blanco y Negro por la partida del joven puntero y por su
decisión de no buscarle un reemplazante.

A la espera de la confirmación oficial de la incorporación de Paulo
Solari a River Plate, la operación y la decisión de Blanco y Negro
de no salir al mercado a buscar una nueva alternativa de ataque
tienen, de nuevo, molesto al estratega albo porque los 4,2 millones
de dólares que ingresaban a las arcas albas por el 60% del pase
del Pibe habían ilusionado a Quinteros con una nueva
incorporación, según confirmó Emol.

“No vamos a traer por traer”, fueron las palabras de Alfredo
Stöhwing, presidente de Blanco y Negro, institución que a pesar del
sabroso botín de la transferencia mantiene un déficit de 11 mil
millones de pesos.

Mientras Gustavo Quinteros esconde la rabia y no ha expuesto su
molestia frente a los medios, en la interna del club popular
señalaron que “tienen jugadores de sobra” para suplir la baja del
delantero argentino, “por lo que no habrá marcha atrás en la desición».