La U está batiendo récords mundiales

Por tercera vez en sus últimos cuatro partidos el cuadro azul terminó un primer tiempo si haber siquiera intentado un remate al arco. En el segundo lapso del encuentro con Universidad de Concepción realizó uno y fue su única ocasión de gol. Eso explica el 0x1 en el estadio penquista.

Por JULIO SALVIAT

Cada deporte tiene su finalidad primaria. En el tenis, por ejemplo, el objetivo es que la pelota pase la red y caiga dentro de los márgenes de la cancha. En el boxeo, es acertar golpes. En el básquetbol, encestar… En el fútbol se trata de hacer goles. Y para convertirlos hay que rematar al arco. Y achuntarle. Y superar al arquero.

Es difícil que haya otro equipo en el mundo que cumpla tres partidos sin haber rematado nunca en el primer tiempo. La U ya iba por ese camino en su derrotas con Universidad Católica y Antofagasta. Y completó su obra ante Universidad de Concepción.

Sin nadie que piense en el mediocampo, o que por lo menos sepa meter un pase bueno, es poco lo que se podía esperar de Universidad de Chile en el estadio Ester Roa Rebolledo. Si con Walter Montillo y Pablo Aránguiz ya le cundía poco, ahora que no estaba ninguno de los dos, las posibilidades de gestar algo de juego eran casi nulas. Las consecuencias las pagaron Joaquín Larrivey, que tocó el balón unas cuatro veces durante todo el partido, y el juvenil Simón Contreras, que empezó con las pilas muy cargadas y terminó con las canillas machucadas y exhausto.

A Universidad de Concepción no le costó nada contener embates azules, con una defensa que nunca se desarmó y que tuvo la constante colaboración de tres de sus volantes.

Eso explica que al irse del descanso, no quedara ni siquiera una mísera anotación en los apuntes. Había transcurrido el primer lapso sin que se hubiese producido ninguna posibilidad de gol. Ni a favor ni en contra.

Por el lado de la U, el asunto partía y terminaba mal por la escasa fineza de sus defensores en la salida, la vista nublada de sus volantes y el desabastecimiento de sus delanteros. A lo largo del partido, Augusto Berríos y Camilo Moya dieron lecciones de imprecisión en la entrega: cortos o largos, sus pases normalmente fueron hacia botines rivales. Y arriba a Contreras, un juvenil, no se le podía reprochar nada: en las mismas circunstancias, lo más probable es que Nicolás Guerra hubiese tenido el mismo rendimiento.

Cinco volantes y un delantero dispusieron los penquistas en su libreto y pocas veces se salieron de lo planificado en la fracción inicial. El panameño Cecilio Waterman, una especie de Lukaku por color, ganas y oportunismo, fue poco acompañado y bien custodiado, y al local no le quedó nada para inquietar a Fernando de Paul, cuya tarea se limitó mirar cómo se iban sobre el travesaño el par de centros que le llegaron.

Consciente de que la U se desfonda en los segundos tiempos y se complica cuando la atosigan, los penquistas adelantaron sus líneas y el juego se hizo más claro. Una media vuelta de Leandro Díaz obligó a Fernando De Paul a extremar sus recursos para evitar el gol. Al frente, una maniobra similar de Larrivey terminó con un remate que complicó a Guillermo Reyes. Fue el único remate de los azules en todo el partido.

Una mala entrega de Barrios en la salida, más una maniobra individual de Bryan Carvallo  permitieron que el panameño Waterman anotara la única cifra del encuentro. Ninguno de los cinco cambios que hizo el DT Hernán Caputto causó los efectos deseados. Y el partido siguió por la misma senda de empeño y errores para su equipo.

De este modo, los sureños aumentaron a cinco el número de partidos que llevan sin perder, mientras que los azules lamentaron su segundo 0-1 consecutivo y ya piensan que se quedarán incluso sin Copa Sudamericana.

PORMENORES:

Cancha: Estadio Ester Roa R., de Concepción.

 Árbitro: Eduardo Gamboa.

U. DE CONCEPCIÓN (1): Guillermo Reyes; Simón Ramírez, Nicolás Correa, Matías Cabrera (88’, Leonardo Povea), Leandro Díaz; Andrés Robles,  Alejandro Camargo, Erico Godoy, Bryan Carvallo (88’, Mario Oporto), Juan Pablo Abarzúa (40’, Juan Patiño); y Cecilio Waterman. DT; Eduardo Acevedo.

U. DE CHILE (0): Fernando De Paul; Augusto Barrios, Osvaldo González, Luis Casanova, Jean Beausejour (72’, Luis Del Pino); Matías Rodríguez (58’, Ángelo Henríquez), Gonzalo Espinoza (58’, Mauricio Morales), Camilo Moya (72’, Fernando Cornejo), Jimmy Martínez; Joaquín Larrivey y Simón Contreras (75’, Marcelo Morales9: DT: Hernán Caputto.

Gol: 77’, Waterman (UDC).

Amonestados: Robles y Patiño (UDC); Casanova y Henríquez (U).

Expulsados: no hubo.