La «U»» salvó del fuego con Inter para caer en las brasas de la Conmebol

Como en la fábula clásica del elefante temeroso y la hormiga valiente, el empate sin goles ante el poderoso equipo brasileño  tuvo carácter de hazaña para esta nueva aventura de los azules en la Copa, y que ahora quedaron sujetos a posibles sanciones debido a los graves incidentes de los vándalos en el estadio Nacional.

Está claro que en ningún momento el partido tuvo tanto fuego ni tanta agresividad como la que se desencadenó en los últimos diez minutos en el sector sur de Nacional, cuando algunos exaltados quemaron objetos en la tribuna y lanzaron proyectiles a la cancha como muestra de su mal entendida e irracional adhesión al estallido social. A esa altura, la U soportaba la presión de Internacional y el juego se diluía definitivamente en un empate, bajo el humo que envolvió el ambiente del estadio.

 Si el encuentro debió suspenderse o no por los incidentes tendrá que revisarlo la Conmebol, aunque parece previsible que la U sea sancionada por la falta de seguridad en su debut en la Copa Libertadores.

Sin embargo, en estos tiempos de lucha por la dignidad de los chilenos, el equipo azul la tuvo en dosis superlativa para resistir contra la inmensa superioridad de Inter, a quien la justicia le negó una victoria largamente merecida.

Acaso una jugada puntual del minuto 62 refleja bien la imagen global del partido: un centro largo desde la izquierda, sin marca de Rodríguez, lo conecta en plena área chica Ednilson -anticipando a los centrales-, pero su cabezazo lo desvía De Paul al corner con un manotazo salvador. En el primer lapso el mismo delantero había desperdiciado otra oportunidad igual, mientras que Paolo Guerrero jamás supo capitalizar las pelotas que quedaron libres en el área universitario.

Acaso la fábula del elefante temeroso y la hormiga valiente se representó claramente en este duelo de la Copa, donde esta depreciada U enfrentó a un Inter de aspiraciones y jerarquía mayor, que sin embargo careció de otras virtudes indispensables. El equipo brasileño fue timorato, conformista e incluso mezquino, porque nunca apretó el acelerador y presumió que con su toque pulcro pero carente de sorpresa ofensiva podría liquidar un resultado que lo sentía en sus alforjas.

La U luchó con una honestidad notable, no limitó su despliegue físico y a despecho de sus evidentes limitaciones terminó llevándose un empate caído del cielo. También en el período inicial, un contragolpe veloz de Aránguiz terminó con un remate pifiado y, más adelante, el opaco Larrivey llegó tarde a una habilitación en el área. La mayor desgracia fue la expulsión de su único faro, Montillo, por doble amarilla, cuando iba media hora del segundo lapso. Allí quedó sellada su única opción de defender el empate como fuera para salvar al menos el honor y viajar a Brasil con la vieja ilusión de un milagro clasificatorio.

Como sea, esta U de Caputto es un equipo de evidentes limitaciones colectivas, de estructura táctica, pero especialmente individuales. Un ejemplo gráfico irrefutable: nadie habría imaginado un mediocampo hechizo compuesto por Galani, Aránguiz, Moya y Montillo, y que posiblemente no vuelva a repetirse…

En rigor, la tremenda supremacía expresada por Inter valoriza más la igualdad azul, aunque sería una hazaña que en Brasil cambiara el favoritismo natural y el destino de la clasificación. Por cierto, el reconocimiento a la entrega de la U no incluye a su estatura futbolística actual, tan limitada e irregular como ha sido su despliegue futbolístico del último semestre.

PORMENORES

Copa Libertadores. Estadio: Nacional | Santiago

Árbitro: Facundo Tello (Argentina)

Universidad de Chile Fernando De Paul; Jean Beausejour, Diego Carrasco, Luis Del Pino Mago, Matías Rodríguez; Camilo Moya, Pablo Aránguiz (83′ Fernando Cornejo), Sebastián Galani, Walter Montillo; Ángelo Henríquez (65′ Gonzalo Espinoza) y Joaquín Larrivey (82′ Nicolás Guerra). DT.: Hernán Caputto 

Internacional Marcelo Lomba; Moisés, Victor Cuesta, Rodrigo Moledo, Rodinei (90+1′ Gabriel Boschilia); Damián Musto (73′ Thiago Galhardo), Rodrigo Lindoso, Patrick (74′ Marcos Guilherme), Edenilson; Andrés D’Alessandro y Paolo Guerrero. . DT: Eduardo Coudet

Expulsado: 65′ Montillo U de Chile.