La UC sigue sin ganar

Pese a mejorar su nivel, la Universidad Católica solo igualó 1-1 ante Everton en San Carlos, resultado que comienza a alejar prematuramente de la lucha al equipo de Mario Salas, que sigue sin encontrar su formación ideal. Los viñamarinos a ratos complicaron a los locales y finalmente rescataron un punto que los ubica momentáneamente en la cima.

Católica mejoró futbolísticamente, pero sólo le alcanzó para empatar en casa. En frente, eso sí, tenía a un rival mucho más calificado que Rangers, cuadro del ascenso que a mitad de semana –por la Copa Chile- dejó ver la mejor cara de la UC, esa que sólo por momentos pudo lucir ante Everton, líder del certamen con siete puntos.

A diferencia de las dos presentaciones anteriores en el Transición, Católica mostró variantes para llegar al área rival, aunque la recompensa llegó desde los doce pasos y no desde una acción elaborada. El tanto de Buonanotte (26`) fue el primero de la UC en el campeonato, que sirvió para igual un partido que tenía la ventaja de Everton gracias a la misma vía: lanzamiento penal, ejecutado con éxito por el mexicano Iván Ochoa (21`).

En ese primer tiempo se vieron los mejores pasajes del partido, con llegadas de uno y otro. Las de Católica más profundas, al punto de convertir a Eduardo Lobos en una de las figuras del partido. Y cuando los dos volantes de buen pie de Católica comenzaban a encontrarse, una lesión sacó prematuramente de la cancha a Carlos Espinosa, figura en la clasificación de Copa Chile.

Los dirigidos por “Vitamina” Sánchez intentaron sorprender a una defensa que actuaba por primera vez junta en Católica, a partir de una presión asfixiante que se mantuvo por buena parte del encuentro. Dejando libre a Patricio Rubio, que sin tantas obligaciones en el quite siempre inquietó por todo el frente del ataque, asistido generalmente por Juan Cuevas, argentino nacionalizado mexicano que le ofrece mucha calidad al mediocampo “ruletero”.

Diego Vallejos –que se ve más cómodo como extremo que como centrodelantero- entró a la cancha en el lugar que perdió Santiago Silva, que ingresó cuando el partido más se amoldaba a su juego, ya que comenzaban a llover los centros desesperados en busca de un goleador. Pero finalmente esos envíos nunca encontraron a ese definidor.

El resultado complica seriamente las pretensiones de la UC, que apenas cosecha dos puntos de un máximo de nueve. Anotando tan solo un gol en 270 minutos, de lanzamiento penal, mismo expediente utilizado por sus rivales en los dos tantos recibidos. Panorama preocupante para Mario Salas, que ha alternado entre malas decisiones –como la sustitución de  Jeisson Vargas, el que más inquietó-, y lesiones –Germán Voboril, por ejemplo, no pudo actuar como estaba planificado-.

Seguramente el entrenador de la UC seguirá buscando fórmulas y rotando formaciones, hasta conseguir la primera victoria del certamen. En Valparaíso, ante Wanderers, Salas tendrá una nueva oportunidad.

 Pormenores

Estadio San Carlos de Apoquindo

Público: 8.127 espectadores controlados

Árbitro: Roberto Tobar

Católica (1): Cristopher Toselli; Juan Carlos Espinoza (55` Stefano Magnasco), Germán Lanaro, Branco Ampuero, Fernando Cordero; Fabián Manzano, Carlos Espinosa (32` César Fuentes), Diego Buonanotte; José Pedro Fuenzalida, Diego Vallejos, Jeisson Vargas (76` Santiago Silva).

DT: Mario Salas

Everton (1): Eduardo Lobos; Camilo Rodríguez (45` Gino Alucema), Cristián Suárez, Marcos Velásquez, Dilan Zúñiga; Iván Ochoa, Jaime Carreño, Lucas Mugni (58` Kevin Medel), Juan Cuevas; Patricio Rubio, Óscar Salinas (81` Pedro Sánchez)

Goles: 0-1: 21` Ochoa (EV); 1-1: 26` Buonanotte (UC).

Tarjetas amarillas: Ampuero, Manzano, Cordero y Lanaro (UC); Veláquez y Mugni (EV)