La Unión Española sacó licencia para soñar

El cuadro de Santa Laura alcanzó a la Universidad Católica en la cima del certamen gracias al valioso triunfo 3-2 ante Unión La Calera, equipo que pareció resignado al cabo del primer tiempo, pero que rozó el empate en el complemento.

Por MATÍAS ALCÁNTARA

En el primer tiempo la Unión Española fue el mismo equipo que ha hecho méritos para estar en la parte alta de la tabla, con una posesión útil, presión alta, toques rápidos y cambios posicionales, elementos que le dan el sello al juego hispano. La Calera, por el contrario, en esos primeros 45 minutos estuvo lejos de su nivel, siendo sometida en todos los aspectos del juego.

El 3-0 con el que terminó la primera fracción no pareció exagerado. Para nada. Incluso la Unión se dio el lujo de desperdiciar un lanzamiento penal, cuando la cuanta estaba 1-0 y el arquero Arias contuvo el disparo del artillero rojo Cristián Palacios. Pero nada se le puede reprochar al delantero uruguayo, porque fue el autor del primer tanto cuando aprovechó un forado en la zaga, y también convirtió el tercero luego de una gran jugada colectiva que nació precisamente desde la presión.

El segundo tanto del nuevo puntero llegó con una oportuna definición del paraguayo Caballero, que aprovechó un desborde por la izquierda de Dávila, otro jugador que tuvo un buen nivel en el primer tiempo, como todo el cuadro hispano.

Parecía que el partido estaba liquidado, que podría cambiar el marcador más no así el ganador, como decían los comentaristas deportivos en otras décadas. Pero como el fútbol es en general impredecible y muchas veces cambiante, el segundo tiempo tuvo poco que ver con el primero, fundamentalmente porque La Calera jamás bajó los brazos.

Thomas Rodríguez luego de anotar el segundo descuento.

Por el contrario, el equipo que clasificó sin contratiempos a octavos de final de la Copa Sudamericana salió decidido a intentar la remontada, cambiando de tres a cuatro hombres en el fondo, y con un jugador determinante que llegó desde la banca: Thomas Rodríguez. Anotó el primer descuento y luego el segundo, alimentando la ilusión calerana. Y por si fuera poco, el hijo del Leo recibió la falta penal que podría haber cambiado el resultado del partido. Cuestión que no ocurrió porque el Mono Sánchez contuvo el débil disparo de Jeisson Vargas, cuando apenas faltaban tres minutos para que se cumpliera el tiempo reglamentario.

Diego Sánchez celebra la contención del penal de Vargas.

Casi le costó caro a la Unión Española ceder la iniciativa, porque se vio muy mal y superada sin la pelota. Si bien tuvo que realizar cambios obligados por sus nominaciones a La Roja, y a la selección panameña en el caso del central Cumming, no es menos cierto que la Calera también tuvo bajas por el mismo tema, perdiendo salida por la derecha sin Andía, y a su máximo goleador: Andrés Vilches. 

Entre tantos goles, penales desperdiciados y muchas emociones, la mala noticia llegó con la grave lesión del volante colombiano Yulián Mejía, que sufrió un corte de ligamentos en su rodilla izquierda que lo dejará fuera por el resto de la temporada.

PORMENORES:

Estadio Santa Laura

Árbitro: Piero Maza

U. Española (3): Sánchez; González (71′, Gómez), Pavez Contreras, T. Galdames, Pavez Muñoz; Sandoval (71′, Fritz), Méndez, Mejía (66′, Núñez); Cristián Palacios, Caballero (89′, Larenas) y Dávila. DT: Ronald Fuentes.

U. La Calera: Arias; Navarrete, Vilches, Wiemberg; Valencia, Romo, Leiva, Cordero; Castellani (79′, Ramírez), Stefanelli (53′, Thomas Rodríguez); y J. Vargas. DT: J. P. Vojvoda.

Goles: 1-0: 6′, Palacios (UE); 2-0: 43′, Caballero (UE); 3-0: 45′+4, Palacios (UE); 3-1: 54`, Rodríguez (ULC); 3-2: 67′, Rodríguez (ULC).

Tarjetas amarillas: Pavez Contreras y Palacios (UE); Navarrete, Cordero, Vilches y Valencia (UE).