La violencia y sus consecuencias en el estadio «Elías Figueroa»

Aunque las autoridades políticas, administrativas y deportivas intentan maquillar los sucesivos fracasos en los operativos anti violencia en los estadios, los delincuentes siguen marcando presencia en los diferentes recintos futbolísticos. Este fin de semana, el turno fue en el «Elías Figueroa», de Valparaíso. Facciones internas de la barra brava de Santiago Wanderers se enfrentaron con la violencia que reflejan las imágenes, con palos y armas blancas. Luego, las consecuencias del ataque: un niño llora en brazos de su padre y otros espectadores se muestran desconcertados por el hecho. Ya se habrían identificado a dos de los antisociales, según informó la policía.