Las anécdotas previas a la tragedia aérea del Chapecoense: uno de los jugadores sería padre

Aparentemente, todos los jugadores estaban confabulados para darle una emotiva noticia al delantero Tiaguinho. La escena se preparó de tal forma que, mediante un regalo, el futbolista se enteró, dos días antes del accidente, de que sería padre.

Sus compañeros de equipo incluso registraron el momento, armado previamente por la esposa del jugador.

Otra de las historias llamativas es la del futbolista argentino, Alejandro Martinuccio, quien no viajó por estar descartado del partido ya que estaba lesionado. Pero, sin duda, la situación más sorprendente es la del tercer portero del Chapecoense: Marcelo Boeck pidió a la dirigencia no ir a Colombia para celebrar su cumpleaños.

marceloboeck_chapecoense
Archivo: Marcelo Boeck

«El club le dio permiso y no viajó, ha sido un alivio muy grande en un momento de profunda tristeza por la tragedia que ha sucedido y que ha golpeado todo el mundo del fútbol», comentó su representante, Antonio Araujo, a Sport.

Una anécdota similar es la del hijo del fallecido Director Técnico. Matheus Saroli viajaría al país cafetero para acompañar a su padre y al club en este trascendental compromiso. Sin embargo, un detalle lo salvó de lo sucedido: olvidó su pasaporte y no pudo subir al avión.

Pero, una decisión de las autoridades tiene a varios cuestionándose lo ocurrido. La delegación debió modificar el itinerario del vuelo, ya que la aviación brasileña le impidió desplazarse en un vuelo chárter directo a Medellín.

De hecho, el diario colombiano El Tiempo publicó que «cambiar de avión y partir desde Sao Paulo dos horas después de lo previsto por los directivos del club del estado sureño de Santa Catarina fue el comienzo de una tragedia».

Una tragedia que enluta al mundo del fútbol, y que hasta ahora tiene detrás estas llamativas coincidencias.