Las ligas europeas fortalecen a los puntales de La Roja mientras Rueda se queja (de nuevo) que le dan «garrotes»

A 20 días del comienzo de las clasificatorias, Bravo, Pulgar y Vidal afianzan su nivel futbolístico, al paso que Alexis continúa como eterno suplente e Isla podria quedar al margen por el covid-19. En ese contexto, el DT colombiano incrementa sus quejas hasta porque aún todos añoran a Marcelo Bielsa.

El morbo natural tras la llegada de Arturo Vidal al Inter de Milán se acrecentará aún más ante el debut del equipo en la Liga italiana, previsto para el sábado frente a la Fiorentina -con Alexis de suplente como de costumbre-, y en cuyo plantel el volante nortino Erick Pulgar sigue siendo un enigma respecto al futuro.

El mejor mediocampista chileno actual en la vitrina europea está a un paso de dar un salto tan merecido como gigantesco a la Premier League, de la cual baraja un par de opciones. La primera es del West Ham United y se mantiene vigente desde mayo de este año, cuando el jugador prefirió mantener su trayectoria ascendente en los violas de Florencia. Esta vez el ofrecimiento mejoró y con más fuerza de rumor que realidad también se menciona al Leeds United. Sin embargo, los conocedores del círculo del siempre venerado Marcelo Bielsa reconocen -con el respaldo de la historia- que el rosarino nunca tuvo especial inclinación por sumar cracks chilenos, acaso por su profundo conocimiento de las virtudes y defectos de los astros domésticos.

Por otra parte, el técnico Manuel Pellegrini tuvo una partida explosiva en el Real Betis español, con dos victorias en dos fechas de La Liga, pero recién en la jornada venidera ante Real Madrid podrá trazarse una línea de proyección más certera respecto al verdadero poderío de un equipo donde ya resalta el portero Claudio Bravo.

Acaso lo más novedoso del fin de semana estuvo en el anuncio de la partida de un goleador nacional al fútbol de Andorra, que hasta ahora no figuraba en el mapa de las transferencias europeas. El principado vecino a España se llevó a Jaime Grondona, confiando en sus goles y trayectoria para potenciar al Escaldes, en una apuesta interesante para abrir otro mercado futbolero.

Si de momento son Bravo, Pulgar, Vidal y Alexis los puntales de la Selección Chilena que deberá iniciar en un mes las clasificatorias ante Uruguay y Colombia, el colombiano Reinaldo Rueda retomó las prácticas tras un año de inactividad con un microciclo de cuestionables objetivos. Las sesiones con jugadores del medio local que difícilmente tengan cupo en la campaña venidera parecieron una imposición más del nuevo directorio de la ANFP, que asertivamente le redujo el sueldo al entrenador y ya anuncia la compra de los terrenos (en Chena, Colina o Pudahuel) para el futuro complejo de La Roja.

En otra expresión de sus últimos meses plagados de mensajes confusos y contradictorios, el “Profesor” -como le dicen los colombianos- aceptó una entrevista con Radio Agricultura, donde su actitud fue proverbialmente quejumbrosa e indicadora de que hace rato que ya está con la mente en otro lado.

“Lo mismo que sienten los chilenos por Bielsa, sienten los hondureños por mí, cuando volvimos a un Mundial después de 28 años, o en Atlético Nacional de Colombia, después de 27 años buscando la Copa Libertadores. Por allá recibo flores y por acá recibes garrotes. Es la ley”, dijo Rueda. Y siguiendo con su estado de queja constante, también aseguró que “el maestro Bielsa tuvo la fortuna de encontrarse con esos jugadores y disfrutarlos. Yo no los tengo para que actúen como titulares en la Selección Chilena”.