Lenny Kravitz cumple 59 años

El rockero más sexy, como ha sido catalogado, está a un año de entrar en sus sesenta. En las imágenes actuales, se ve bien y parece que la edad no le hace mella.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

Tal vez el peak de su carrera haya sido a fines de los noventa y comienzos de los dos mil. De niño quiso ser músico y sus padres, vinculados directamente con el futuro de su hijo, lo apoyaron. Su madre fue la actriz de ascendencia bahameña Roxie Roker y su padre, Sy Kravitz, era promotor de jazz y productor televisivo.

Gracias a un papel en “The Jeffersons”, la familia se trasladó a Los Ángeles (Kravitz es de Nueva York) y el pequeño músico pudo dedicarse por completo a aprender piano y a tocar bajo. Tras un par de rechazos de parte de discográficas, con argumentos bastante racistas como que su música “no era lo suficientemente negra o blanca”, Lenny Kravitz decidió regresar a su ciudad natal.

Se casa con Lisa Bonet y tienen una hija, hoy actriz, Zoë Kravitz. El matrimonio dura cuatro años y tras romper con la madre de su hija inicia una relación con la cantante y modelo francesa Vanessa Paradis.

Decide abandonar su look tipo Prince y busca referentes clásicos como Jimi Hendrix, Steve Wonder, Curtis Mafield y Kiss, entre otros. Es cuando edita su primer disco con Virgin Records: “Let Love Rule”.

Con “It Ain’t Over’till It’s Over” alcanzó el número 2 en el Billboard Hot 100. Esto no lo sacaría jamás de la vitrina de los medios de los noventa, como MTV, que fue toda una escuela y época para quienes crecimos en un mundo previo a la “revolución de las comunicaciones”. El single es una canción exquisita que patentó su estilo sexy, casual, a medio camino entre el pop y toda la música negra sintetizada en un rock oreja.

Este éxito se repetiría con el hit “Are You Gonna Go My Way”, de 1993. Claramente, los noventa fueron su gran momento, hasta “Lenny”, primer disco que lanzó tras el cambio de milenio, donde vienen hits como “If I Could Fall in Love” o “Stillness of Heart”.

Después, su éxito entraría en una suerte de relapso, lo que no quiere decir que se haya perdido o dejado de sacar música. La escena, la industria ha cambiado. Lenny Kravitz es un rockero de culto. El más sexy.