Lionel Messi y Lamine Yamal, las vueltas de la vida

El increíble encuentro en 2007 en el que el astro argentino «bendijo» al niño maravilla del fútbol español. Este martes, ambos fueron protagonistas de una nueva y brillante historia para las selecciones de Argentina y España.

Por IVÁN GAJARDO, desde Buenos Aires / Fotos: INSTAGRAM

En el año 2007, la casualidad y una campaña de Unicef unieron al ídolo argentino Lio Messi, entonces de 20 años, con la actual estrella naciente del fútbol, Lamine Yamal, entonces un bebé de pocos meses, hijo de inmigrantes pobres, que nadie imaginaba se transformaría en la revelación del fútbol español.

Asombrosa casualidad: como si se tratara de un destino marcado a fuego, el azar quiso que ambos se ubiquen en lo más alto de uno de los deportes más competitivos y populares del mundo, que representen a las selecciones de sus respectivos países, y hayan pertenecido al mismo club, el Barcelona.

Las fotos que inundan las redes de todo el mundo desde este martes, día en que la casualidad quiso además que ambos marcaran goles determinantes en sus respectivos partidos de los torneos continentales que disputan sus selecciones, fueron tendencia por horas en varios países.

Se trata de imágenes de un Lionel Messi, con su pelo largo, sosteniendo a Lamine Yamal en brazos, y bañándolo junto a la madre del pequeño, la guineoecuatoriana Sheila Ebana.

Las mismas integran una secuencia de una campaña benéfica para Unicef (la agencia de la ONU para la infancia) que en el año 2007 tuvo al ídolo argentino entre sus protagonistas.

Las fotos, que ahora cobran un sentido especial, fueron tomadas por Joan Monfort, un fotógrafo catalán, e integraron un calendario benéfico realizado por esa agencia de la ONU cuando Messi no era la superestrella actual, sino una joven promesa.

Nadie suponía tampoco que el bebé en sus brazos se convertiría en el jugador más joven de la historia (16 años y 57 días, cumplirá 17 este sábado 13) en debutar y anotar un gol crucial con la selección de España.

Messi y la madre de Lamine Yamal en las fotos para Unicef.

La serie de fotos fue sacada del baúl de los recuerdos por el propio padre de Lamine Yamal, el marroquí Mounir Nasraoui, que las publicó en su Instagram con la frase que derrama orgullo: «El comienzo de dos leyendas».

Monfort, por entonces fotógrafo independiente que colaboraba con The Associated Press (AP), contó en entrevistas a medios europeos que la secuencia de imágenes se realizó en el vestuario de visitantes del Camp Nou, cuando Yamal tenía seis meses.

Tanto Messi como Yamal pasaron por La Masia, la residencia y academia formativa del Club Barcelona. Este martes, ambos fueron determinantes en que sus selecciones nacionales (Argentina y España) lograran llegar a la final de la Copa América y la Eurocopa.