“Llegaste al mundo en hora muy principal”: celebramos el natalicio 105 de Violeta Parra

Violeta del Carmen Parra Sandoval nació en San Carlos, en la provincia de Ñuble, hoy Región del Ñuble, el 4 de octubre de 1917. A partir de hoy se desarrollará una serie de actividades para rememorar su vida.

Por CAMILA BARACAT / Foto: ARCHIVO

Esto es lo que quería decirte / Continúa tejiendo tus alambres / Tus ponchos araucanos / Tus cantaritos de Quimchamalí / Continúa puliendo noche y día / Tus toromiros de madera sagrada / Sin aflicción / Sin lágrimas inútiles / O si quieres con lágrimas ardientes / Y recuerda que eres / Un corderillo disfrazado de lobo (Nicanor Parra, “En defensa de Violeta Parra”).

Lejos del binarismo conceptual que opera en la sociedad, la fortaleza de Violeta iba de la mano con una tremenda sensibilidad frente al mundo y sus profundas injusticias. “Corderillo disfrazado de lobo”, le decía su hermano Nicanor, quien en su defensa reconoce su arduo trabajo y el sacrificio de Violeta para sobrevivir en un mundo que fue bastante menos amable que hoy.

Violeta del Carmen Parra Sandoval nació en San Carlos, en la provincia de Ñuble, hoy Región del Ñuble, el 4 de octubre de 1917, y pasó gran parte de su infancia en Lautaro, como parte de una familia pobre del campo. Ella y sus ocho hermanos -además de dos medios hermanos, hijos de su madre- estaban a cargo del matrimonio compuesto por Nicanor Parra y Clarisa Sandoval. Él era un profesor de música y ella, una mujer campesina; ambos, cultores del canto popular. Tras sobreponerse a un ataque de viruela, a los tres años, Violeta creció al ritmo del campo chileno y de un gran tedio por la vida escolar; desarrollando, en cambio, una enorme pasión por el canto.

Violeta encarna el arte en todas sus dimensiones, la plástica, la música, la poesía, la marginalidad. La lucha por el reconocimiento del mundo rural en un mundo profundamente burgués y segregador. Hoy con un reconocimiento nacional e internacional de su obra, la capital santiaguina se vanagloria de quien puso en letras las desigualdades de la sociedad chilena. Desde su muerte, en 1967, su legado no ha hecho más que expandirse.

ACTIVIDADES PARA CELEBRAR SU NATALICIO  

Para conmemorar el nacimiento de Violeta Parra, estará disponible online y durante sólo seis días, el documental “Violeta Existe” dirigido por Rodrigo Avilés. El documental, que muestra el proceso y presentación del disco “Las Últimas Composiciones de Violeta Parra”, reinterpretado por los hermanos Ángel y Javiera Parra Orrego, junto a su padre Ángel Parra y músicos nacionales como Alex Anwandter, Manuel García, Álvaro López y miembros de la familia Parra.

También, el sábado 8, a las 18:00 horas, se exhibirá de forma gratuita la película “Violeta se fue a los cielos”, de Andrés Wood, quien además participará después del visionado de un conversatorio con el periodista y crítico de cine Ernesto Garrat. El evento se realizará en la Sala Nemesio, en Avenida Fernando Castillo Velasco 8580.  En la misma sala el 14 y 19 de octubre, están contempladas unas masterclass, “La Guitarra en mi Vida”, que dará Ángel Parra. Ambas clases se darán a las 17:00 horas y para asistir, tienes que inscribirte .

El viernes 28 de octubre se dará fin al mes de celebraciones de Violeta Parra con un concierto de Ángel Parra Trío, a las 20:00 horas en el Teatro Vicente Bianchi, en Santa Rita 1153.

A propósito de un convenio suscrito entre la Universidad de Chile, su Museo de Arte Contemporáneo y el Museo Violeta Parra, se inaugurará la Sala Museo Violeta Parra en el MAC de Quinta Normal. De esta forma, ambos museos convivirán en el mismo lugar, mientras se concreta la construcción de un mejorado edificio en Vicuña Mackenna.

Te recordamos Violeta, y estamos en deuda, en deuda con la ruralidad de la que provienes, con San Fabián y su desarrollo artístico, en deuda con la Universidad Popular, con sacarte de las galerías, con volverte respiro y sangre del pueblo. No se crea para ser un proyecto nacional, Violeta Parra es una artista.