Los “Byron Castillo” del rugby: ¿Rumania, Portugal o España irán al Mundial?

Ante la opción que la World Rugby decida atender la acusación española y retirar los puntos pertinentes a Rumania, esta sanción no clasificaría a España directamente al Mundial.

Por CARLOS FERNÁNDEZ

Hace algunas semanas les contábamos sobre la descalificación de España del Mundial de Rugby, luego de una denuncia rumana sobre un jugador sudafricano que adulteró sus papeles para poder jugar por la selección ibérica. Ahora, al parecer, los españoles quieren cobrarse la “revancha” contra los rumanos, pues los están acusando de alinear un jugador, de origen neozelandés, que habría incumplido las normativas que permiten a un rugbista naturalizado competir por su nueva selección.

Se trata de Jason Tomane, de origen neozelandés, que disputó cuatro partidos de la fase de clasificación para el Mundial de Rugby con Rumania. Según las redes sociales de su esposa, antes de eso estuvo fuera del país más de los 60 días permitidos, incumpliendo así la normativa para jugadores nacionalizados. Un caso idéntico al del sudafricano Van den Berg, por el que España fue sancionada.

Las opciones de España pasan ahora porque World Rugby actúe igual que en el caso Van den Berg.

Ante la opción que la World Rugby decida atender la acusación española y retirar los puntos pertinentes a Rumanía, esta sanción no clasificaría a España directamente al Mundial. 

De perder Rumanía los puntos correspondientes a los cuatro partidos mencionados, sería Portugal quien accedería de forma directa a Francia 2023 y el equipo español iría a la repesca. Todo aún está por definirse.