Los caminos de Bravo llevan a España e Isla se reinventa en un supercampeón de Brasil

El portero dejó el Manchester City y con los guantes del Betis puede establecer un récord de permanencia en Europa, mientras que el zaguero negoció su pase libre con el poderoso Flamengo, en su despedida del Viejo Continente. V I D E O

El mapa del fútbol europeo se mueve para los cracks chilenos. Luego de que Mauricio Isla diera un salto de continente para fichar en el poderoso Flamengo de Brasil, el portero Claudio Bravo cerró su ciclo en el Manchester City y espera el protocolo de una firma en el Real Betis de España, marcando la tendencia de los movimientos que vienen para otras figuras nacionales que han subido o bajado en su calificación internacional.

Por ejemplo, a Arturo Vidal se le sitúa ahora dentro de ese panorama cambiante en el propio Manchester tras la revolución del Barcelona que significó la destitutción del técnico, mientras que Erick Pulgar daría otro paso en Europa y el destino de Gary Medel es impredecible tras una irregular temporada en el Bologna.

Claudio Bravo sella su etapa en el Manchester City después de cuatro temporadas y se pone en el umbral del superar la barrera de participación chilena con quince temporadas en canchas europeas. Con 37 años, jugó 61 partidos tras su llegada procedente del Barcelona en 2016. El arquero deja una huella por su rendimiento e impecable profesionalismo e, incluso, los propios compañeros del City le dedicaron en redes sociales mensajes llenos de agradecimientos. En tanto, Bravo ya se encuentra en Barcelona a la espera de firmar por el Betis en las próximas horas, que lo tenía en vista aún antes de la llegada de Manuel Pellegrini.

El Betis enfrenta altas exigencias tras las inversiones realizadas por sus financistas y que exigen a Pellegrini conformar un equipo estelar y que alcance figuraciones internacionales.

Por su parte, Mauricio Isla salió del Fenerbahce turco con el pase en su poder y sin grandes críticas ni reconocimientos por su desempeño. Su libertad de acción le permitió elegir antes que Boca Juniors al Flamengo de Brasil, que tiene como objetivos el Brasileirao y la Copa Libertadores, en la cual campeonó el año pasado. Sin embargo, para el Huaso el debut esperará hasta octubre, a la espera de la apertura del libro de pases, lo que le permitirá ambientarse y afinar su puesta a punto para responder a un nuevo desafío tras su largo recorrido por clubes de Europa.