Los mártires de Chicago: el origen del Día del Trabajador

En 1889, el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional declaró el 1 de mayo como la fecha para conmemorar a los trabajadores de todo el mundo.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto (referencial): ARCHIVO

El Primero de Mayo tiene su origen a finales del siglo XIX, cuando los trabajadores hacían jornadas de 12 a 18 horas en el contexto industrial de grandes fábricas.

En Estados Unidos, el movimiento obrero iba creciendo y reclamaba la máxima de «ocho horas de trabajo, ocho horas de descanso y ocho horas de ocio».

Ya en 1868, el presidente estadounidense Andrew Johnson aprobó la jornada de ocho horas en la llamada “Ley Ingersoll”, pero sólo para algunos trabajadores, como los de obras públicas o los empleados de oficinas laborales, no así para los trabajadores de las fábricas.

Estados Unidos vivió cuatro intensos días de protestas y cargas policiales, con el epicentro de las manifestaciones obreras en Chicago.

El movimiento, que fue liderado por Albert Pearsons, quien reunió a más de 80 mil personas, desencadenó violentos enfrentamientos entre los trabajadores y la Policía.

Finalmente, el 4 de mayo, se convocó una concentración en la plaza de Haymarket, donde estalló un artefacto explosivo que acabó con la vida de un policía.

Las autoridades, que responsabilizaron del crimen a los trabajadores, detuvieron a más de 30 personas, de las cuales tres fueron condenadas a prisión y cinco a la horca, haciéndose conocidos mundialmente como “Los mártires de Chicago”.

En 1889, tres años después de los hechos, el Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional declaró el 1 de mayo como el Día Internacional de los Trabajadores, para honrar la lucha por la jornada de ocho horas en el resto de países y, al mismo tiempo, recordar a los mártires de Chicago.

En Chile, esta celebración comenzó a tomar fuerza a principios del siglo XX, con la creciente organización y conciencia de los trabajadores.

En 1917, se realizó la primera manifestación del Día del Trabajador en Chile, en la que los trabajadores exigían mejoras salariales y condiciones laborales justa.

El Día Internacional de los Trabajadores se conmemora el 1 de mayo en la mayoría de países. Sin embargo, en Estados Unidos la fecha se estableció el primer lunes de septiembre, para desvincularla del movimiento obrero, por miedo a que el socialismo arraigara en el país. Más tarde, Canadá y otros países tomaron la misma medida.