Los penales pusieron a Brasil donde merecía

En un partido unilateral pero que terminó sin goles, sólo mediante la definición desde los doce pasos la selección local pudo clasificar a las semifinales de la Copa América, donde espera al ganador entre Venezuela y Argentina.

La impericia hizo sufrir más de la cuenta Brasil, que le tocó caminar por la cornisa ante un cuadroacostumbrado a eliminar equipos por la vía de los penales, aprovechando la desesperación que genera en sus rivales el paso de los minutos, aunque esta vez sin artimañas. Dejó en el camino desde la definición desde los doce pasos a la propia selección Verdeamarela,en el certamen organizado en nuestro país. Y a Argentina, cuatro años antes, en una increíble campaña que llevó a Paraguay a la final sin ganar ningún partido.

Esta vez los guaraníes rozaron las semifinales con una campaña que tuvo una derrota y tres empates, pero la estrecha definición a penales puso justicia a lo ocurrido en la cancha, porque Brasil siempre tuvo la intención de ganar, a diferencia de Paraguay que pensó en estirar el cero lo más posible.

En el primer tiempo el cuadro de Berizzo propuso una presión con cuatro jugadores en campo adversario, con un volante sobresaliente como Almirón que cuando tomaba la pelota era factor de peligro, intentando emular lo que hizo en la apertura de la cuenta ante Argentina. Pero aun así el control del partido siempre fue del local.

Brasil trató de construir las jugadas con criterio, pero sin tanta profundidad al menos en el primer tiempo, donde se encontró con una muralla casi infranqueable. Pero curiosamente fue Paraguay el que estuvo más cerca en esa etapa inicial, con un remate de Derlis González desde el vértice del área chica que instintivamente pudo desviar el buen arquero Alisson.

Pero fue sólo un espejismo, porque en el segundo tiempo Paraguay no tuvo llegadas, a diferencia de Brasil que definitivamente inclinó la cancha a su favor. A pesar de eso, el arquero Fernández fue poco exigido, porque si bien el cuadro de Tite generó muchas oportunidades, la mayoría terminaron con remates desviados.

Everton lo intentó una y otra vez, no solo abriendo la cancha sino que también ensayando disparos, algunos muy cerca y otros no tanto. Lo mismo que Gabriel Jesús  y prácticamente todos los jugadores brasileros, que hicieron el desgaste y tuvieron merecimientos para quedarse con la llave en los noventa minutos.

Incluso se pensó que la diferencia llegaría con un penal cobrado por Tobar, pero desestimado por el VAR al determinar que la falta de Balbuena –que finalmente sería expulsado por último recurso- había sido afuera del área. Ya con diez elementos la tarea paraguaya no tenía dobles interpretaciones: aguantar el cero como sea, incluso haciendo las veces de escudos ante las decenas de misilazos de Brasil, que si no se fueron desviados directamente lo hicieron porque se encontraron con la humanidad de algún paraguayo.

Los siete minutos de descuento sirvieron para poner aún más nerviosa a la torcida que veía como una y otra vez, tanto en el tiempo reglamentario como en el adicional, sus jugadores no podían batir a Fernández, que tuvo una atajada que va a disputar un lugar entre las mejores del certamen.

En la tanda, en una definición que partió mal para Paraguay, terminó con el acierto de Gabriel Jesús, que aprovechó que Delis González (el mismo que falló un penal ante Argentina) desviara el último intento de su equipo. Con la victoria, y luego de tener por buenos minutos el corazón en la mano, Brasil se instaló entre los cuatro mejores de la Copa América y  ya se frota las manos esperando a su rival que saldrá entre Argentina y Venezuela.

Pormenores:

Estadio Arena do Gremio

Público: 48.211 espectadores controlados.

Árbitro: Roberto Tobar (CHI)

Brasil 0(4): Alisson; Dani Alves (85’, Lucas Paquetá), Thiago Silva, Marquinhos, Filipe Luís (46’, Alex Sandro); Arthur, Allan (71’, Willian), Coutinho; Gabriel Jesus, Firmino, Everton. DT: Tite.

Paraguay 0(3): J. Fernández; I. Piris, F. Balbuena, G. Gómez, J. Alonso; R. Sánchez (78’, J. Escobar), C. Ortiz, H. Pérez (74’, R. Rojas), S. Arzamendia (61’, B. Valdez); M. Almirón; D. González.

DT: EduardoBerizzo.

Tarjetas amarillas: Filipe Luís, Firmino y Arthur (BRA); Arzamendia, Piris, Alonso (PAR).

Tarjeta roja: Balbuena (PAR).

Penales: Willian, Marquinhos, Coutinho y Gabriel Jesús (BRA); Almirón, Valdez yRojas(PAR).