Magallanes es lo mejor de Chile

El cuadro albiceleste derrotó por lanzamientos penales a Unión Española y se consagró campeón de la Copa Chile logrando así también pasajes a la Copa Libertadores 2023.

Por SERGIO GILBERT J. / Fotos: AGENCIAUNO

Magallanes es historia pura. Fundador del profesionalismo, primer tricampeón del fútbol chileno y club querido por su siempre esforzada y dura lucha por mantenerse vivo, ha renovado este año 2022 lo mejor de su linaje.

Y de la manera más brillante.

Hace algunas semanas, el cuadro dirigido por Nicolás Núñez consiguió su ascenso a Primera División luego de una larga estadía en la B logrando así el principal objetivo delineado a comienzos de temporada.

Pero eso no le bastó y este domingo en Rancagua obtuvo otro premio gordo: el título de la Copa Chile al imponerse a Unión Española por lanzamientos penales, luego de igualar 2-2 en los 90 minutos. Y los pasajes a la Copa Libertadores 2023 como Chile 4, para mejor.

Triunfazo el de Manojitos. Porque al frente tuvo un rival digno, que lo llevó a esforzarse al máximo y que, si hubiese sido el más certero en los penales, igual hubiese recibido reconocimiento a su labor.

Pero el triunfo fue de Magallanes. De la Academia. Y hay razones que justifican esa victoria.

Supo salir del peor momento: Unión Española fue más que Magallanes todo el primer tiempo. El ataque directo y la presión fueron elementos que molestaron el trabajo defensivo de los albicelestes a tal punto que la ventaja hispana conseguida por Garate pareció hasta insuficiente para los rojos. Magallanes tuvo el mérito de no darse por vencido, aunque se sintiera apabullado. Se supo reordenar y en el segundo tiempo le quitó la pelota a Unión, llevando así el partido a un escenario más favorable. La entrada de Carlos Villanueva fue, en ese sentido, esencial en el desarrollo final del partido.

La lesión de Fernández fue letal: el zaguero de Unión Española Manuel Fernández es el líder de la defensa hispana. Ordena, marca, grita, raspa y tira siempre a su equipo hacia arriba. Su salida a los 62 minutos por una lesión les pesó demasiado a los rojos. Los dos goles de Magallanes que le dieron vida en el partido fueron sendos cabezazos por el medio del área, (de Espinoza y de Flores), la especialidad y el terreno habitual de Fernández. Fue una baja que les pesó a los dirigidos por Gustavo Canales.

Un arquero seguro, que se consagró: Diego Tapia fue la gran figura de la final. El portero de Magallanes, quien vivió momentos complicados en años anteriores por las lesiones, tuvo su renacimiento en el equipo de San Bernardo y ante Unión Española demostró que un arquero se puede consagrar a los 27 años. Tuvo atajadas notables y un par de achiques que impidieron que Unión aumentara el marcador en su mejor momento. A la hora de los penales fue factor trascendental al taparle a Larenas y Barrios. Era su día.

La experiencia, al servicio de la causa: el entrenador Nicolás Núñez tuvo el gran acierto de construir un equipo equilibrado con jóvenes voluntariosos y veteranos que dieron las pausas necesarias. Estos últimos, en la final de la Copa Chile fueron simplemente trascendentales. En la zaga, Albert Acevedo comandó la distribución de marcas y él mismo de encargó de poner pierna fuerte cuando Garate, Piñeiro y luego Conelli intentaron la lucha cara a cara. En el medio, Pupi Vásquez tuvo una labor incansable tratando de cortarle las posibilidades de maniobra tranquila a Rabello, mientras que César Córtes, quizá no tan brillante como en otros partidos, trató siempre darle alternativas de salida a su equipo. Adelante, en tanto, Felipe Flores jugó a lo que ha sabido siempre jugar: atacando espacios y acertando, aunque sea una de las que tiene por delante. Los veteranos fueron, sin duda, esenciales en el nuevo título de Magallanes.

El arquero Diego Tapia acaba de contener el tiro de Augusto Barrios en la definición por penales y corre a juntarse con sus compañeros en el festejo.

PORMENORES

Copa Chile, final.

Estadio: El Teniente, Rancagua.

Árbitro: Roberto Tobar.

Público: 11.709 personas.

Magallanes (2)(7): D. Tapia; M. Vásquez, A. Acevedo, F. Piñero, F. Espinoza; T. Aránguiz, I. Vásquez; C. Cortés; J. Alfaro, F. Flores y Y. Zapata. DT: Nicolás Núñez. Cambios: 58’, C. Villanueva por I. Vásquez; 67’, N. Núñez por N. Vásquez; 80’, T. Jones por Flores, C. Díaz por Alfaro, y C. Vicuña por Zapata.

Unión Española (2)(6): M. Pinto; J. Villagra, M. Fernández, T. Galdames, M. Larenas: F. Masrri, G. Espinoza, B. Rabello; R. Piñeiro, L. Garate y B. Yáñez. DT: Gustavo Canales. Cambios: 62’, A. Barrios por Fernández; 68’, D. Acevedo por Rabello y V. Conelli por Garate; 88’, S. Leyton por Masrri.

Goles: 30’, Leandro Garate (UE); 62’, Felipe Espinoza (M); 72’, Felipe Flores (M); 77’, Diego Acevedo (UE).

Definición por penales: en Magallanes convirtieron Cortés, Villanueva, Jones, Acevedo, Aránguiz, Vicuña y Espinoza. Falló Piñero (travesaño). En Unión Española convirtieron Leyton, Conelli, Piñeiro, Espinoza, Villagra y Acevedo. Fallaron Larenas y Barrios (ambos atajados).

Tarjetas amarillas: Alfaro, Flores, Piñero y Cortés (M); Galdames y Piñeiro (UE).