Magallanes espanta todos sus fantasmas y escapa del “sótano”

Confirmando su recuperación futbolística derrotó 2-0 a Palestino en San Bernardo con goles de Jorquera y Vilches, y afrontará el receso en una posición menos amenazante en la zona del descenso.

Por EL ÁGORA / Foto: ANFP

La entusiasta celebración de los jugadores e hinchas de Magallanes luego de dar cuenta de Palestino en San Bernardo se justificó plenamente, tras un partido intenso y atractivo que premió con el triunfo a un equipo de tanta aplicación como disciplina táctica, que gracias a esa victoria da un salto gigante para escapar de la zona del descenso.

El 2 a 0 definitivo no refleja, sin embargo, la trascendencia del resultado para la Academia, que tras la llegada del técnico Mario Salas logró rearmarse -futbolística y mentalmente-, para lograr un despegue que lo libera de sus angustias apremiantes en la tabla.

A despecho de la diferencia de puntaje que reflejaba la estadística previa, Magallanes se vio siempre superior a su rival, en lo colectivo e individual. A partir de un orden defensivo que identifica el estilo del entrenador, los albicelestes se plantaron con decisión y en una disputa muy áspera –con varias tarjetas amarillas y un expulsado- tuvieron la certeza en ataque para resolver el triunfo antes de la media hora.

Convertido en una de las figuras de mejor manejo y claridad con el balón en Magallanes, Cristóbal Jorquera abrió el marcador a los 10’ con un remate desde fuera del área que se desvió en Agustín Farías y sorprendió al portero Rigamonti.

A Palestino lo incomodaba la presión del adversario y en esa fase inicial no supo destrabar las claves tácticas del oponente. Por ello, no fue tan extraño que a los 28’, tras otra habilitación de Jorquera, el zaguero Christian Vilches acertara con un cabezazo el 2-0 que sería definitivo.

En esa dinámica, a ratos las fricciones en el mediocampo y la fuerza en la lucha se tradujeron en tarjetas del juez Abarzúa, aunque ese mismo rasgo del juego le otorgaba mayores atractivos al partido.

Con varios ajustes en el segundo tiempo, esta vez a Palestino no le fue suficiente con su formato habitual donde Abrigo y Carrasco, por ejemplo, despejan el camino al área contraria. Y tampoco tuvieron espacios Salas y Benítez para encontrar vía libre hacia el árco rival. En el lapso final Magallanes supo cautelar su ventaja con una aplicación de fierro, sin desatenciones defensivas y un despliegue físico encomiable para privilegiar el sacrificio que exigía la tarea de asegurar el triunfo.

Sobre el final, más allá de tibias opciones para los tricolores, Magallanes controló el juego desde la solidez defensiva y el descontrol que detonó la impotencia futbolística de Palestino se tradujo en la expulsión de Dávila por un codazo a Quiroz.

Al fin, con el nuevo “manual” de Salas, la Academia obtuvo el premio que merecía. Luego de 12 fechas escapa de la zona del descenso y ahora con 22 puntos se instala décimocuarto –sobre Curicó y Copiapó- a disfrutar el alivio de tener en sus manos la llave de la salvación…

Con certero cabezazo, Christian Vilches puso el definitivo 2-0 a favor de la Academia / AGENCIAUNO

PORMENORES

Campeonato Nacional, fecha 23.

Estadio: Municipal de San Bernardo.

Público: 1.085 espectadores controlados.

Árbitro: Víctor Abarzúa.

Magallanes (2): D. Tapia; M. Vásquez, C. Vilches, F. Piñero, F. Espinoza; A. Canales, T. Aránguiz, C. Jorquera; J. Alfaro, J. Larrivey, Y. Zapata. DT: Mario Salas. Cambios: 60’, S. Contreras por Alfaro y C. Villanueva por Jorquera; 77’, J. Quiroz por Canales; 87’, A. Acevedo por Espinoza y F. Flores por Zapata.

Palestino (0): C. Rigamonti; A. Riquelme, F. Meza, C. Suárez, D. Zúñiga; B. Carrasco, A. Farías, F. Cornejo, J. Abrigo; M. Salas, J. Benítez. DT: Pablo Sánchez. Cambios: 46’, M. Dávila por Abrigo y B. Rojas por Riquelme; 62’, F. Chamorro por Carrasco; 71’, A. Martínez por Cornejo; 87’, H. Rivero por Salas.

Goles: 10’, Cristóbal Jorquera (M); 28’, Christian Vilches, cabezazo (M).

Tarjetas amarillas: Alfaro, Canales, Vásquez (M); Cornejo (P).

Expulsado: 86’, Misael Dávila (P).