Magallanes se despidió con dignidad

Tras un primer tiempo en que fue apabullado, el equipo albiceleste reaccionó con un par de cambios y terminó dominando el juego y las ocasiones de gol. Eliminado de la Libertadores, deberá ahora competir en la Sudamericana.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: ARCHIVO PHOTOSPORT

Las ilusiones que despertaba el 1-1 del encuentro de ida desaparecieron en quince miutos. Fue lo que tardó Independiente de Medellín en quebrar la feble resistencia inicial de Magallanes con una anotación del argentino Luciano Pons.

A esas alturas, la diferencia de categoría era nítida. Aunque el arquero magallánico Gastón Rodríguez no había tocado la pelota, el equipo local mandaba en todos los sectores y ponía en evidencia una enorme superioridad.

Al terminar el primer tiempo, la diferencia se había ampliado en todos los sentidos. El marcador estaba 2-0 con otra anotación de Pons y el cuadro albiceleste le tenía que agradecer al cielo que Ever Valencia anduviera con la mira de disparo desviada, que su arquero atajara un par de pelotas de gol y que el árbitro brasileño Sampaio se hubiera compadecido y perdonado al zaguero Fernando Piñero, que no tuvo sanción por una falta más violenta que la que le había costado hacía poco una tarjeta amarilla.

Cuando el desastre parecía inminente, un par de cambios cambiaron todo el panorama. El ingreso de Yorman Zapata le dio velocidad y profundidad al ataque y el de Carlos Villanueva provocó una tenencia casi absoluta en todo el segundo tiempo.

Desaparecieron las celebradas intervenciones de Emerson Batalla, Ever Valencia Miguel Angel Monsalves y Ever Valencia en el equipo local. Y ya no pudieron avanzar los laterales Jordy Monroy y Daniel Londoño, que aparecían a cada rato en sector albiceleste. Y, a cambio, apareció el Magallanes de San Bernardo, con su juego atildado, preciso y profundo.

Para los colombianos fue toda una sorpresa ver a su equipo tan atrincherado en su sector, sin posibilidades de salida y sin ninguna llegada de riesgo en todo el segundo tiempo. Ni siquiera la expulsión de Felipe Flores, que cometió la torpeza de una mano voluntaria cuando ya había sido amonestado, afectó en demasía.

El problema para Magallanes estuvo en el finiquito. Algo se arregló con la incorporación del argentino Felipe Cadenazzi para complicar a los centrales de Independiente, pero ocasiones de gol claras hubo una sola: un potente zurdazo de Thomas Jones que exigió una muy buena intervención del arquero Andrés Mosquera.

De este modo, la despedida de Magallanes en su reestreno en la Copa Libertadores fue más que digna. Frente a un equipo de categoría como el colombiano se sobrepuso a un comienzo desastroso y terminó dándole lecciones.

Los colorados de Medellín ganaron merecidamente un lugar en la fase de grupos de la Libertadores, mientras que Magallanes continuará su aventura internacional en la Copa Sudamericana.

Felipe Flores fue expulsado a los 67′, por doble amonestación. A falta de casi media hora de juego, Magallanes se quedó con diez jugadores.

PORMENORES

Copa Libertadores, tercera ronda, partido de vuelta.

Estadio: Anastasio Girardot, Medellín.

Público: 30.000 espectadores, aproximadamente.

Árbitro: Wilson Pereira Sampaio, de Brasil.

Independiente de Medellín (2): A. Mosquera; J. Monroy, V. Moreno, A. Cadavid, D. Londoño; J. Alvarado, D. Torres, M. A. Monsalve, E. Valencia; E. Batalla y L. Pons. DT: David González. Cambios: 63’, F. Campos por Batalla; 72’, D. Quiñones por Monroy y J. Palacios por Monsalves; 82’, E. Cetre por Palacios y J. Cabezas por Pons.

Magallanes (0): G. Rodríguez; M. Filla, C. Vilches, F. Piñero, N. Crovetto; A. Canales, T. Aránguiz, C. Cortés; T. Jones, F. Flores y J. Alfaro. DT: Nicolás Núñez. Cambios: 46’, Y. Zapata por Alfaro y C. Villanueva por Canales; 68’, N. Berardo por Crovetto; 74’, F. Cadenazzi por Jones y S. Contreras por Filla.

Goles: 15’ y 39’, Luciano Pons (DIM).

Tarjetas amarillas: Valencia, Codavid, Pons y Palacios (DIM); Piñero y Flores (M).

Expulsados: 67’, Felipe Flores (M); 85’, John Palacios (DIM).