Magallanes se puso a la altura de los comandos de Jara

Ante Always Ready, de Bolivia, el equipo albiceleste pudo por fin complementar con goles su magnífico juego de conjunto. El 3-0 le permite llegar con cierta tranquilidad a la revancha del 2 de marzo en La Paz.

Por JULIO SALVIAT / Fotos: PHOTOSPORT

Casi medio siglo después de debutar en la Copa Libertadores, Magallanes volvió a las justas internacionales. En 1985, con otro formato del torneo, le correspondió enfrentar a Colo Colo (campeón chileno), Peñarol y Bella Vista (representantes uruguayos). Y no lo hizo mal: ganó de ida y vuelta al equipo menor de los charrúas y le sacó un empate al mayor, aunque con los albos perdió los dos encuentros.

Los hinchas albicelestes recuerdan con nostalgia a las figuras de ese equipo, especialmente por el volumen de ataque que el entrenador Eugenio Jara les dio a su “comandos coperos” con la calidad de Rodrigo Santander, Luis Pérez, Luis Marcoleta y Juan Rojas, bien aprovechados por Benedicto Pereira y Arturo Jáuregui.

En medio siglo más, es posible que los nombres de los actualmente dirigidos por Nicolás Núñez también ronden en los seguidores de la Academia. Hay varios ya inscritos en el libro de honor por haber conseguido el ascenso y la Copa Chile, pero ahora buscan la gloria en la arena internacional. Tal vez sigan su memoria las figuras de algunos jovencitos de hoy que buscan la consagración, como Thomas Jones, Julián Alfaro y Tomás Aránguiz, y de otros con más oficio, como Christian Vilches, Fernando Piñero, Felipe Flores y Carlos Villanueva.

No pudo ser mejor el debut de Magallanes en la Libertadores del 2023. En un encuentro intenso, en el que marcó gran superioridad en la posesión y en las situaciones de gol, logró un 3-0 que le abre grandes posibilidades de seguir avanzando en el torneo.

Pese a la amplitud del marcador, Always Ready no fue tarea blanda. Por momentos mostró cualidades que en la altura pueden ser determinantes: buenos remates de media distancia, velocidad por los costados, habilidad en sus volantes.

Por ahora, todo va bien encaminado. En Rancagua, Magallanes mostró su acostumbrado juego bien urdido y desde temprano hizo trabajar a Carlos Mosquera, un buen arquero colombiano, y frecuentemente quedaron mal parados el senegalés Marc Enoumba y el ex colocolino Nelson Cabrera, los centrales del cuadro altiplánico.

Christian Vilches abrió el camino hacia la victoria al promediar el primer tiempo, culminando una maniobra que nació en un corner y parecía terminar con gol de Alfred Canales, cuyo remate dio en el travesaño. Para entonces, Felipe Flores y Carlos Villanueva habían andado cerca de los abrazos.

El asunto se le complicó a Magallanes precisamente cuando pudo tranquilizarse. Un evidente penal de Cabrera a Flores, decretado después de cuatro minutos de diálogos y observaciones, fue desperdiciado por el afectado, que lanzó la pelota a la base del vertical.

Ese regalo envalentonó a los bolivianos, que por primera vez atacaron sin pausas. Los reproches en el camarín visitante tienen que haber sido para Marcos Riquelme, el argentino que a mediados de la década pasada mostró sus virtudes en Palestino y Audax Italiano. Esta vez fue un desastre. Entre otras chambonadas, desvió un cabezazo sin marcas cerca y después entregó mal un balón que dos compañeros esperaban para echarla adentro.

El partido se definió en los diez minutos finales reglamentarios, cuando Always Ready decidió quemar sus naves y lanzó a la cancha cuanto delantero tenía a mano. Entre los que ingresaron estaba Wildfield Bony, un marfileño que defendió al Manchester City entre 2015 y 2017 y que sólo se hizo ver con un remate que elevó desde posición privilegiada.

Otro córner hizo morir al suspenso. Cabeceó Vilches, salvó un defensor en la línea y Piñero liquidó con otro testazo.

Lo bueno para Magallanes fue que los que ingresaron lo hicieron tan bien o mejor que los reemplazados. Uno de ellos, Marcelo Filla, le puso la guinda a la torta culminando fríamente una gran entrega de Cristóbal Jorquera, otro recién ingresado. Simón Contreras tampoco desentonó, lo mismo que Iván Vásquez y Javier Quiroz.

La revancha será el 2 de marzo en La Paz, y seguramente el ritmo y el dominio serán diferentes. Pero más de media tarea ya está cumplida.

PORMENORES

Copa Libertadores, segunda fase, encuentro de ida.

Estadio: El Teniente, de Rancagua.

Público: 5.000 espectadores, aproximadamente.

Árbitro: Andrés Merlos, de Argentina.

Magallanes (3): G. Rodriguez; M. Vásquez, C. Vilches, F. Piñero, F. Espinoza; T. Aránguiz, A. Canales, T. Jones, C. Villanueva; F. Flores y J. Alfaro. DT: Nicolás Núñez. Cambios: 50’, M. Filla por M. Vásquez; 70’, C. Jorquera por Villanueva, S. Contreras por Jones e I. Vásquez por Canales; 87’, J. Quiroz por F. Flores.

Always Ready (0); C. Mosquera; D. Medina. M. Enoumba, N. Cabrera, E. Flores; J. Herrera, W. Parra, A. Terrazas, E. Reyes; D. Romero y J. Jean. DT: Pablo Godoy. Cambios: 46’, M. Riquelme por Terrazas; 71’, L. Balanta por E. Flores; 72’, W. Bony por Romero; 87’, D. Valda por Balanta.

Goles: 21’, Christian Vilches (M); 80’, Fernando Piñero, cabezazo (M); 89’, Marcelo Filla (M).

Tarjetas amarillas: Cabrera, Enouma y Medina (AR).