Manuel Pellegrini: “El diagnóstico que ha hecho la clase política es equivocado… por eso se produjo el estallido social”

El entrenador chileno más exitoso en el exterior compartió un completo análisis político y social de los últimos 50 años en nuestro país: “Vino un golpe militar, que siempre es lamentable, pero en ese momento gran parte del país entendía que había que hacer algo porque de lo contrario íbamos camino de una guerra civil».

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO PHOTOSPORT

En la antesala del debut del Betis en la Supercopa de España, en Riad, Arabia Saudita, mañana ante el Barcelona (16:00 horas), el técnico Manuel Pellegrini habló con el medio ABC, de Madrid, y entró a un terreno que pocas veces ha abordado. El chileno de 69 años fue invitado a hacer un análisis del acontecer nacional de los últimos 50 años, desde el gobierno de Salvador Allende hasta el presente.

«He visto Chiles muy distintos. En mi niñez fue un país muy pobre, en el que costaba mucho salir adelante. En 1970, cuando entré a la universidad, vino el gobierno de Salvador Allende, el primer presidente comunista (sic) elegido democráticamente. En esos tres años el país sufrió una catástrofe total. Casi 1.000% de inflación y estaba muy dividido. Luego vino un golpe militar, que siempre es lamentable, pero en ese momento gran parte del país entendía que había que hacer algo porque de lo contrario íbamos camino de una guerra civil”.

“La dictadura, claro, arrastra cosas que no son justificables, pero había que vivir los parámetros que se vivían en esos momentos en Chile. 16 años después, Pinochet convocó elecciones y por una abrumadora mayoría se pidió que se fuera. Ahí, vinieron treinta años en los que Chile progresó muchísimo. Pasó de ser pobre a ser un país desarrollado en todos los índices económicos, pero en los últimos diez años hubo mucha corrupción, el país se relajó y se deterioró una clase política que no supo llevar al país como hasta entonces”, complementó Pellegrini, que le resumió al enviado especial a Ried, Manuel Cañizares, el proceso que gatilló el descontento de la ciudadanía:

“Luego vino el estallido social de 2019, que tiene al país parado desde hace tres años, y en todo este tiempo no se han puesto de acuerdo con la nueva Constitución. El diagnóstico que ha hecho la clase política es equivocado y hay un deterioro económico y de seguridad. Por eso se produjo este estallido social. Este sería mi objetivo análisis de Chile, porque yo soy neutral. No tengo color político».

DE MEDICINA A SU SALIDA DEL REAL MADRID

En la conversación, Pellegrini comentó que su deseo era ser médico y jugador. Lo hubiésemos conocido como el “Doctor” Pellegrini en lugar del “Ingeniero”:

«Mi intención era estudiar Medicina y ser futbolista. Era un estudiante de buenas notas. En los últimos cuatro años tuve una media de 6,5 sobre 7, pero la excepción fue Biología. Hice una prueba horrible y me quedé fuera de Medicina, por lo que tenía que esperar un año. Así que me fui a Ingeniería y ya no volví a postularme para Medicina. Yo creo que hubiera sido un buen médico. Mi bisabuelo fue un médico muy conocido y mi hijo tiene una buena carrera de traumatólogo. Si te dedicas con pasión, amas tu profesión y eres exigente, normalmente te suele ir bien en tu profesión».

En cuanto a su salida del Real, cuadro que dirigió entre 2009 y 2010, Pellegrini respondió: “Si hubiera seguido en el Madrid, que me hubiera encantado, me habría saltado mi etapa en el Málaga. Ahí estuve tres años que fueron inolvidables. Nos clasificamos para Champions, llegamos a unos cuartos y la ciudad estuvo volcada con el equipo. Cambió hasta mi vida personal, me compré una casa en Marbella y voy siempre que puedo”.

¿Por qué le echaron del Madrid?

“Mucha gente habla del Alcorcón o de la Champions, pero la realidad es que hubo diferencias desde cuando llegué, a la hora de confeccionar la plantilla. El presidente quiso ir por su lado, y no hubo más relación con él. Empecé en julio en el Madrid y en agosto ya sabía que no seguiría allí. Teníamos ocho o nueve delanteros y solo dos centrocampistas de creación, que eran Guti y Granero. Mi fútbol se hace en base a los jugadores creativos. Me gustan los equipos que tienen futbolistas que hacen jugar y delanteros que finiquitan. Aun así, hicimos 96 puntos y 102 goles en LaLiga».