Mapa Nutricional de Junaeb: en 2023 disminuyeron los niveles de sobrepeso y obesidad

El ministro de Educación señaló que los datos también serán un aporte para la discusión de los ajustes curriculares que se iniciará este año, luego del Congreso Pedagógico Curricular.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO

El ministro de Educación, Nicolás Cataldo, y la directora nacional de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), Camila Rubio, dieron a conocer los resultados del del Mapa Nutricional 2023, herramienta que informa sobre el estado nutricional de los estudiantes del país.

Los datos se recopilaron en alumnos de prekínder, kínder, 1° básico, 5° básico y primero medio, y contaron con la participación del 76,9% de los establecimientos a nivel nacional, obteniendo un total de 524.274 mediciones válidas, las cuales muestran que el sobrepeso y la obesidad disminuyeron en 3 puntos porcentuales respecto a 2022.

En cuanto a los principales resultados para el año 2023, descartando a los menores de 5 años, se observa un aumento en los niveles de nutrición adecuada en 1,8% y una reducción en los casos de malnutrición por exceso en 2,2%, respecto del año anterior.

El ministro Cataldo explicó que “el Mapa Nutricional de Junaeb se ha transformado en una importante herramienta de la política pública para dimensionar y alertar sobre el estado nutricional de las y los estudiantes, el que además es uno de los desafíos del proceso de reactivación educativa”.

A su vez, la directora nacional de Junaeb, Camila Rubio, sostuvo que “los resultados del estudio 2023 presentan desafíos que abordamos de distintas maneras. En el caso del Programa de Alimentación Escolar (PAE) trabajamos siempre para ofrecer alimentos saludables, variados, libres de sellos de advertencia, que permitan el bienestar y éxito académico de los estudiantes”.

Este año, Junaeb adoptó nuevos estándares para evaluar la nutrición en menores de 5 años, alineándose con el enfoque del Ministerio de Salud. Esta decisión beneficia a unos 50 mil niños al facilitar la adopción de estándares internacionales recomendados por la OMS, promoviendo así una mejor vigilancia nutricional en el país.