Marcelino Núñez: personalidad para soñar

Desde sus primeros instantes en el fútbol profesional, cuando el 22 de febrero ingresó a los 65 minutos en el partido frente a Iquique, en San Carlos, mostró que se trataba de un jugador con mucha personalidad. Siempre exhibiéndose como opción de pase, nunca escondiéndose para evitar el error, Marcelino Núñez rápidamente dio señales que invitan a creer que estamos viendo el nacimiento de un futuro gran futbolista.

Por Matías Alcántara

En ese primer partido comenzó a entenderse muy bien con Puch y también se animó a rematar a portería, una de sus principales características. Especialmente cuando se trata de balón detenido, porque dicen en San Carlos que en los entrenamientos de cada diez remates el balón ingresa a la portería en ocho oportunidades.

Y lo demostró en su primer partido como titular, cuando marcó el empate parcial en la derrota ante América de Cali, con un precioso tiro libre impactado con sutileza con el borde interno de su pie derecho, que acarició el balón para sortear por encima a la barrera y luego clavarse en el ángulo atravesando la mano del arquero (ver el gol).

Después, en lugar de esperar tranquilo el saludo de los cracks del equipo, fue a buscar a su amigo y compañero de las inferiores que colaboraba como pasapelotas, el colombiano Joan Castillo, con quien compartió su sueño hecho realidad. 

Si Marcelino logra sostener sus antecedentes en inferiores de excelente ejecutante de tiros libres, el fútbol chileno disfrutará nuevamente de un especialista, de esos que hace rato no se ven en nuestros pastos. Jugadores cuyos disparos era más probable que terminan en la red que dando en la barrera o en la tribuna: Jorge Contreras, Jorge Aravena y José Luis Sierra, por nombrar algunos.

Con 20 años recién cumplidos el 1 de marzo, Núñez tiene los pies bien puestos sobre la tierra, aunque no por eso deja de soñar en transformarse en un jugador importante, como Riquelme, Iniesta y Juan Sebastián Verón, sus espejos. 

Fue el primer futbolista en debutar con Holan al mando de la UC, entrenador que lo definió de la siguiente manera en entrevista con el CDF, luego de ser elegido la figura en el triunfo cruzado en El Salvador: “Marcelino es un mediocampista de ataque, que lo hace muy bien en funciones de quite. Tiene un futuro enorme, con un recorrido tremendo y una intensidad alta, con un muy buen pie que remata bien desde fuera del área y los tiros libres. Estoy muy contento por él, porque es un chico que hace un gran esfuerzo, muy humilde. Su crecimiento me pone muy feliz”.

Su debut profesional y su primer gol en el fútbol grande son sueños que Marcelino Núñez ha ido cumpliendo, como el que vivió junto a su familia en 2014, cuando participó en “Extreme Makeover Home Edition Latin América“, programa que recorría distintos países para cambiarle la vida a los invitados, demoliendo sus casas para transformarlas en nuevos hogares. “Fue muy emocionante irnos dos semanas, volver y encontrar la casa nueva. No imaginaba vivir en un lugar tan bonito”, comentó a El Mercurio el promisorio jugador de la comuna de Colina que tuvo esa oportunidad por recomendación de Marcelo Barticciotto, el encargado de buscar en Chile a la familia favorecida. 

Por esa experiencia y por su humildad demostrada frente a los micrófonos, es posible pensar que no se obnubilará con la fama que seguramente aumentará como el volumen de una bola de nieve a toda velocidad. Sumado a sus notables condiciones futbolíticas potenciadas con una personalidad que ya destacamos, creemos que Marcelino Núñez pronto será titular indiscutido incluso sin la “ayuda” de la regla del jugador sub 21, como hace dos temporadas ocurrió con Ignacio Saavedra. 

Casos que le permiten trabajar a Católica con la tranquilidad de saber que tiene presente y futuro.