Masters 1000 de Shanghai: Cristian Garin volvió a la vida

El chileno (99º) derrotó al estadounidense Alekzardar Kovacevic (117º), por 6-4 y 7-6 (10) después de un tiebreak de infarto en el que dispuso de seis puntos de partido antes de cerrarlo en el séptimo.

Por SERGIO RIED / Foto: ARCHIVO

El sombrío camino con que nuestra segunda raqueta comenzó su tour por China, perdiendo en primera ronda en Beijing ante el sudafricano Lloyd Harris (141º), con un 6-0 incluído, no pareció afectarlo, ya que en su debut en Shanghai logró pasar la primera ronda con una victoria en sets corridos ante el esadounidense de origen croata Alekzandar Kovacevic.

Pero no vaya a creerse que todo fue coser y cantar para el ariqueño, ya que si bien el primer set lo ganó merced a un solitario quiebre en el quinto game, que le dió la manga por 6-4, la segunda etapa fue infartante.

TIEBREAK DE HORROR

Al no ceder su servicio ninguno de los dos contendores hasta llegarse a un empate a 6 juegos, empezó lo que iba a ser el carrusel de la muerte. Con vaivenes surtidos que vieron cómo el chileno salvaba un punto de set, hay que agregar que el estadounidense salvó seis puntos de partido, llegándose a un empate a 10. Recién entonces pudo Garín romper la resistencia de su oponente y llevarse el tiebreak por 10-8 y con ello el partido.

Las buenas noticias para Garin son que hizo seis aces, cometió sólo ocho errores no forzados, contra 11 de su rival y que su porcentaje de primeros saques fue del 74% y el del neoyorkino, un 69%.

Las malas noticias son que en un par de días el chileno se tendrá que enfrentar al ruso Daniil Medvedev, número 3 del mundo y que pasa por un gran momento.

Pero en el tenis como en la vida, todo puede suceder.