Messi y Barcelona a cuartos de la Champions

Messi y el VAR pusieron la pimienta (video)

Favorecido y perjudicado por los que ven las cámaras y dirimen las jugadas dudosas, Barcelona se afirmó otra vez en la calidad de su mejor figura para imponerse 3-1 sobre el Napoli y avanzar a cuartos de final de la Champions League. Su rival será el otro gran favorito del torneo: el Bayern Munich alemán, que goleó al Chelsea.

Por Julio Salviat

Cinco minutos demoró el Barca en tener la pelota, sorprendido por la inesperada capacidad del Nápoli para pasearla desde el mediocampo hacia adelante. Y la sacó barata en ese rato porque los italianos desperdiciaron una preciosa oportunidad de abrir la cuenta por culpa de un defectuoso remate de Mertens.

Otros cinco tardó el cuadro catalán en acercarse al arco de David Ospina. Y apenas lo hizo, abrió la cuenta con un cabezazo conectando un córner y después de dos fouls que el árbitro dejó pasar y que los encargados del VAR tampoco quisieron ver. Fueron notorios los empujones de Gerard Piquet y Clément Langlet sobre los defensores encargados de sus custodias, pero no hubo sanción.

Gracias a ese gol viciado, Barcelona respiró un poco y gradualmente fue imponiendo su juego. Lionel Messi se veía ganoso y cada maniobra suya encendía alarmas en la defensa napolitana, especialmente por el sector del senegalés Kalidou Koulibali, un tronco de marca mayor que no dejó chambonada por hacer. Ya había mostrado sus ripios cuando quiso hacer un cambio de juego en mitad de campo propio y la pelota fue tan desviada que salió por la línea de fondo. Ante él se floreó Messi, a los 22’,  antes de pasar entre dos, luchar la posesión frente a un tercero y disparar antes que otros dos pudieran bloquearlo. El zurdazo se clavó junto al segundo palo pese al enorme vuelo de Ospina. 

El genio de Messi volvió a aparecer cuando se cumplía la media hora de juego: amortiguó con el pecho un centro largo enviado por Jordi Alba y fusiló de  zurda. Y por obra y gracia de los ciegos del VAR ¡fue anulado! La ley de las compensaciones quedó más en evidencia que nunca.

Messi y Koulibali volvieron a ser héroe y villano cuando moría el período inicial. El africano llevaba el balón y el argentino se lo birló sin que se diera cuenta; cuando quiso rechazar, no encontró el balón sino la canilla de su adversario. Para cobrar un penal tan evidente, el árbitro y los incompetentes del VAR necesitaron cinco minutos y Luis Suárez se encargó del servicio con un remate certero.

Otro penal bien cobrado en el área catalana le dio a Lorenzo Insigne la posibilidad del descuento cuando se jugaba tiempo de recuperación antes del descanso. Y no la desperdició.

No quiso abandonar la cancha Lionel Messi, pese a los consejos, y siguió jugando. Pero el dolor no lo dejó ser el mismo. Y al no estar a su altura, su equipo tampoco repitió lo hecho en el lapso inicial. El Napoli, que mostró valores de jerarquía como Insigne, Mario Ruiz y Piotr Zielinsky, se adueñó de todo el campo y obligó al conjunto catalán a replegarse y defenderse a punta de corners.

Antoine Griezmann, que debía asumir el rol de conductor, se mostró nuevamente como un lagunero que aparece y desaparece en un mismo partido. Recién a los 65’ pudo el Barca equilibrar el juego, aunque el ingreso de Hirving Lozano y Matteo Politano le dio más peligrosidad al ataque visitante.

El marcador pudo estrecharse cuando un gran pase de Insigne fue malogrado por un cabezazo deficiente de Lozano. El propio Messi contribuyó a los peligros para el arquero Marc-André Ter Stegen al perder un balón en su área, pero el 3-1 se mantuvo hasta el final para establecer un 4-2 en el recuento final.

Aunque los partidos son muy fomes con las gradas vacías y sin el rugido de la multitud, no deja de ser interesante lo que viene: Barcelona tendrá al frente en cuartos de final al Bayern Munich, que se desembarazó fácilmente del Chelsea inglés al ganarle 3-0 como visita y 4-1 como local. Hasta se podría apostar a que el ganador de esa llave será el campeón.

¿Y Arturo Vidal, que no jugó por estar suspendido?: nadie lo echó de menos, ni para bien ni para mal.

PORMENORES

Cancha: Estadio Nou Camp, de Barcelona.

Arbitro: Cüneyt Çakir, de Turquía.

BARCELONA (3): Marc-André Ter Stegen; Nelson Semedo, Gerard Piqué, Clement Lenglet, Jordi Alba; Sergio Roberto, Iván Rakitic, Frenkie  De Jong; Lionel Messi, Luis Suárez (90’, Junior Firpo) y Antoine Griezmann (84,’, Monchu). DT: Quique Settien.

NAPOLI (1): David Ospina; Giovanni Di Lorenzo, Kostas Manolas, Kalidou Koulibely, Mario Rui; Fabián Ruiz (77’, Eljif  Elmas), Diego Demme (46’, Stanislav Lobotka), Piotr Zielinsky; José Callejón (69’, Matteo Politano) , Dietr Mertens (69’, Hirving Lozano) y Lorenzo Insigne. DT: Gennaron Gattuso.

Goles: 10, Lenglet (B); 22’, Messi (B), 45’ Suárez, penal (B); 45+3, Insigne, penal (N).

Amonestados: Zielinski (N) y Suárez (B).

Revisa el compacto del partido:

Cuadro de cuartos de final