México: dan por muertos a los mineros atrapados y terminan las labores de rescate

Las esposas de los diez trabajadores sepultados en la mina El Pinabete aceptaron una indemnización y se construirá una capilla en el lugar.

Se acabaron las esperanzas y se abrió paso la resignación. Tras casi un mes de infructuosos trabajos de rescate, finalmente se dio por muertos a los diez trabajadores que el pasado 3 de agosto quedaron atrapados en una mina en la localidad de Sabinas, en el estado de Coahuila.

Luego que el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, señalara que los familiares de los diez mineros estaban de acuerdo en abrir una mina a cielo abierto en El Pinabete, otros familiares informaron que, tras una conversación con la titular de Protección Civil, Laura Velázquez, las esposas de los mineros accedieron a detener el rescate y dejar sus cuerpos bajo tierra.

Hace unos días, las autoridades les dijeron a los familiares que el rescate de los cuerpos podría tardar entre 6 y 11 meses, a lo que los familiares respondieron con indignación. A raíz de eso, se empezaron a examinar otras posibilidades como la de abrir una mina a cielo abierto.

Sin embargo, la decisión fue reprobada por algunos familiares, como la hermana de Hugo Tijerina, un de los mineros atrapados. “Aceptaron las viudas que se va a hacer un novenario y que ya se va a parar todo”, señaló Juanita Tijerina Amaya, y acusó a Laura Velásquez de presionar a las viudas para que aceptaran el término de las labores de rescate.

“Ya se va a parar todo, ya no va a haber bombeo, ya no va a haber nada, gracias a la señora que presionó a las viudas para que decidieran, en menos de una hora, qué era lo que iban a querer”, agregó.

Tijerina dijo que ella y otros familiares, como padres o hijos de los mineros atrapados, quisieron intervenir en la reunión que se realizó la noche del domingo entre Velázquez y las esposas de los mineros, pero sólo se refirieron a ellas.

“Ya no los vamos a recuperar, porque la señora Velázquez ya no quiso trabajar, ella quiere que ya nos vayamos a acostar en paz, que fue lo que nos dijo”, comentó Juanita Tijerina.

De acuerdo con Tijerina, las viudas de los mineros aceptaron que habrá una indemnización y el terreno donde están los cuatro pozos de El Pinabete serán propiedad de las familias, para que en el sitio no se vuelva a explotar carbón.

El próximo sábado se firmará el acuerdo en el que las esposas de los mineros atrapados serán las representantes del resto de la familia.

“Gracias, señor presidente (López Obrador), gracias por la ayuda y gracias por haber mandado gente que no sirvió para nada. Yo quiero que el presidente nos dé la cara, que venga, porque él nos dijo que él nos iba a apoyar para sacar los cuerpos y ahora se para todo”, señaló finalmente Tijerina.