México: el «otro» torneo chileno

Como hace tiempo no ocurría, el mercado mexicano puso la mira en el fútbol chileno, motivado seguramente por el éxito alcanzado por la Roja más que por el buen presente de los clubes nacionales. El 0-7 de la Copa América Centenario, en la peor humillación en la historia de la selección azteca, sin duda fue la mejor muestra de convencimiento que necesitaban los clubes de México para abrir la billetera en Chile.

Nicolás Castillo fue el gran precio pagado en la temporada por un futbolista chileno. Los Pumas de la UNAM apostaron por el ariete formado en Universidad Católica, aportando por su carta los cuatro millones de dólares que exigía el Brujas de Bélgica. También se reforzaron con Bryan Rabello, de buena campaña en el Santos Laguna, por lo que se volvió a reunir la dupla que brilló en el Sudamericano Sub 20 de Argentina 2013 y el Mundial de Turquía del mismo año. Sin embargo, no fue suficiente para evitar la derrota 2-1 en la visita ante las Chivas de Guadalajara.

Otro chileno que dio mucho que hablar en el período de fichajes es Martín Rodríguez, jugador que prefirió emigrar al extranjero pese al interés de Colo Colo por retenerlo. El Cruz Azul desembolsó los tres millones 150 mil dólares que establecía la cláusula de salida, por lo que sumó al futbolista formado en Huachipato.

Por asuntos administrativos, Martín Rodríguez no actuó en la victoria por la mínima del Cruz Azul ante el Necaxa. Sí jugó, desde los 55’, Francisco “Gato” Silva, mientras que Enzo Roco vio el partido desde la banca. En los visitantes vieron acción Marcos González, Manuel Iturra, Luis Felipe Gallegos y Edson Puch. Nicolás Maturana no estuvo en la citación del equipo mexicano con más compatriotas en sus filas.

Otros chilenos que festejaron fueron Diego Valdés y Rodrigo Millar, titulares en la victoria del Morelia ante el Tijuana. Sebastián Vegas fue liberado para defender a la Roja en la China Cup.

En tanto que Osvaldo González, referente del Toluca, celebró la victoria 3-1 ante el Atlas. El ex defensor del Campanil recibió tarjeta amarilla. Por su parte, Felipe Flores actuó 72 minutos ante el Querétaro, en la victoria por la mínima del Veracruz, que casi con seguridad ya no contará con Fernando Meneses.

Finalmente, en otro duelo de chilenos, aunque los dos observaron el partido desde los bancos, el León de Juan Cornejo, cayó en casa 2-4 ante el Pachuca de Sergio Vergara, delantero formado en la U y que en la temporada anterior destacó en el Celaya, de la Segunda División mexicana, categoría que esta vez tendrá a cinco futbolistas nacionales: Pablo “Mota” González (Cafetaleros de Tapachula), Felipe Barrientos (Celaya), Luis Pavez (Potros UAEM), Patricio Rubio (Dorados de Sinaloa) y Héctor Mancilla (Lobos BUAP).

Chilenos históricos en México

Carlos Reinoso, actual entrenador del Veracruz, es considerado el mejor futbolista extranjero que ha militado en el fútbol azteca. Sus 88 goles en el América lo inmortalizaron al punto de convertirlo en el mejor en la historia del club. Sus actuaciones durante toda la década del ’70 permitieron que el volante formado en Audax Italiano abriera el mercado a otros compatriotas, como Osvaldo “Pata Bendita” Castro, que luego de actuar por Unión la Calera y Deportes Concepción dio el salto y se convirtió en uno de los goleadores más importantes del balompié Azteca: marcó 214 tantos en sus pasos por el América, Jalisco, Coyotes Neza, Atlético Potosino y UNAM.

Otros compatriotas que brillaron en México fueron Alberto Quintano, ídolo en el Cruz Azul, el “Búfalo” Poblete, Miguel Ángel Gamboa, Gustavo Moscoso, Juan Carlos Vera, Edgardo Fuentes, Marco Antonio Figueroa y Jorge “Mortero” Aravena, que con sus 66 tantos dejó huella en el Puebla, entre 1988 y 1991.

Precisamente la década de los ’90 tuvo destacadas actuaciones de chilenos en México: Ivo Basay marcó 101 goles en el Necaxa, Rodrigo “Pony” Ruiz anotó 117 en los distintos clubes que defendió, y Fabián Estay se consagró bicampeón en el Toluca.

Iniciando el nuevo siglo, Iván Zamorano y Reinaldo Navia, en el América, y Sebastián González, en el Atlante, se cansaron de celebrar goles, al igual que Héctor Mancilla y Humberto Suazo en los últimos años. “Chupete” se retiró con un gran homenaje en Monterrey, club que gracias a su goleador pudo disfrutar de sus años más gloriosos.