Michael Clark por los incidentes en Santa Laura: «Es una mezcla entre enojo y pena»

El presidente de Azul Azul se refirió al mal comportamiento de los hinchas de Universidad de Chile ante Unión La Calera en el recinto de Independencia. El club denunciará a la justicia a uno de los antisociales.

Por EL ÁGORA / Foto: PHOTOSPORT

El pasado jueves en el partido entre Universidad de Chile y Unión La Calera en el estadio Santa Laura, que terminó 1-1, algunos hinchas lanzaron proyectiles que impactaron al portero «cementero» Omar Carabalí.

Al ex Colo Colo le lanzaron monedas en su cabeza y estuvo tendido en el suelo. Luego, el jugador de la U, Leandro Fernández, escondió los objetos en sus medias para evitar mayores problemas.

Más tarde, arrojaron a la cancha una butaca desde la tribuna Pacífico y el partido volvió a ser parado. Con esos hechos, los azules arriesgan recibir una dura sanción.

Tras el encuentro, el presidente de Azul Azul, Michael Clark, afirmó que «me hubiese encantado hablar de fútbol. Lo que pasó hoy (ayer) es inaceptable, es una mezcla entre enojo y pena. Se ha hablado del tremendo esfuerzo, en todo sentido, económico, logístico, humano, que ha hecho el club por jugar en Santiago, tener el estadio bonito, y tener el espectáculo cerca de los hinchas, y la verdad es que lo que pasa es inaceptable».

«Al final del día, esto pasa por lo que hacen unos pocos delincuentes, que se disfrazan de hinchas, son hinchas de ellos mismos y no quieren a la U, porque le hacen mal a la U. Es una pena, es inaceptable», señaló.

Luego cerró aseverando que «lamentablemente, la más perjudicada es la U. Ya distribuí internamente una investigación, para ver qué falló, qué podemos hacer mejor, pero estas cosas no pueden suceder».

LA HINCHADA DE LA U NO APRENDE

Cabe recordar que en los últimos siete meses su hinchada ha registrado dos actos de indisciplina. La primera fue en mayo del 2022, cuando algunos fanáticos invadieron la cancha del estadio Nacional en el partido entre la U y Universidad Católica que terminó 3-0 a favor de los «cruzados». Tras ese hecho, el Tribunal de Disciplina de la ANFP los castigó con dos fechas sin recibir público como local.

El otro hecho ocurrió en noviembre del mismo año, donde cerca de 500 hinchas entraron a la fuerza al estadio Santa Laura previo al encuentro de Copa Chile ante Unión Española.

Esta tarde el club comentó en redes sociales que se identificó a uno de los antisociales, que utilizó un láser para molestar al árbitro y a los jugadores rivales, al cual denunciará a la justicia.