Milagro: encuentran sanos y salvos a niños perdidos en Colombia

Los menores, de entre uno y 13 años, estuvieron 40 días solos vagando en la selva.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Foto: TWITTER

“Encontramos a todos con vida”, fue el breve reporte que le entregaron al gobierno los soldados que estaban a cargo de la búsqueda de los cuatro niños indígenas desaparecidos luego de que la avioneta en la que viajaban se precipitó a tierra el pasado 1 de mayo en medio de la selva colombiana.

La búsqueda de los cuatro menores comenzó desde el momento en que las Fuerzas Militares encontraron el 15 de mayo la avioneta accidentada, junto a los cuerpos de tres adultos: Hernando Murcia, el piloto; Herman Mendoza, líder indígena, y Magdalena Mucutuy, madre de los niños: Lesly Mucutuy, de 13 años; Soleiny Mucutuy, de nueve; Tien Noriel Ronoque Mucutuy, de cuatro; y Cristin Neriman Ranoque Mucutuy, bebé que cumplió un año estando en la selva.

Los militares hallaron a los niños con señales de deshidratación y picaduras de insectos, pero se encuentran bien y ya fueron trasladados en un helicóptero a San José del Guaviare, donde son atendidos por médicos.

Los niños vestían camisetas azules claras y grises, y estaban descalzos. La mayor, Lesly, se tuvo que hacer cargo de los otros niños y liderar el camino; tenía un jeans roto y vendas improvisas en los pies. Soleiny tenía el pelo recogido con dos moñas, y Tien Noriel usaba una camiseta de manga larga blanca con un pantalón negro roto.

El presidente Gustavo Petro confirmó la noticia a través de Twitter: “¡Una alegría para todo el país! Aparecieron con vida los cuatro niños que estaban perdidos hace 40 días en la selva colombiana”, tuiteó el mandatario.

“Se llamaba Operación Esperanza y se materializó el milagro. Tras más de un mes en medio en la selva entre Guaviare y Caquetá, en el sur de Colombia, cuatro niños sobrevivientes de un accidente aéreo fueron encontrados con vida por un grupo de militares e indígenas”, escribió el diario El Tiempo.

En la búsqueda participaron más de 150 soldados del Ejército, incluidas las Fuerzas Especiales, y más de 80 indígenas de las tribus nasa (Cauca), coreguaje (Caquetá), siona (Putumayo) y murui (Amazonas).