Ministerio de Agricultura llama a optimizar desechos vegetales

En el Día internacional de concienciación sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos, el ministro Esteban Valenzuela invitó a impulsar un cambio de cultura y convertir en alimentos los desechos vegetales, sosteniendo que a nivel mundial un 30% de los alimentos se desperdician.

Por EL ÁGORA / Foto: GENTILEZA MINAGRI

En el marco del Día internacional de concienciación sobre la pérdida y el desperdicio de alimentos, establecido por FAO, el ministro de Agricultura, Esteban Valenzuela, junto a la alcaldesa de la comuna de Las Condes, Daniela Peñaloza; la directora nacional de la Oficina de Estudios y Políticas Agrarias, Andrea García; la seremi metropolitana de Agricultura, Nathalie Joignant; el presidente de ASOF, Froilán Flores, y la representante regional adjunta de la FAO para América Latina y el Caribe y representante de FAO en Chile, Eve Crowley, concurrieron hasta el mercado campesino Indap, ubicado en Plaza de Perú en Las Condes, donde aprovecharon de promover la campaña Imperfectos, pero ricos.

En la instancia, el ministro Valenzuela sostuvo que “el 30% de los alimentos se desperdician en el mundo y por eso hemos dispuesto una mesa de trabajo que estamos profundizando, ya que no podemos botar los desechos vegetales y permitir que se conviertan en metano. No, esos desechos tienen que aprovecharse”.

Asimismo, el secretario de Estado llamó a tener “un cambio de cultura, ya que una fruta o verdura que no tiene la forma perfecta sigue siendo una comida de calidad más allá de las apariencias”.

Andrea García, directora nacional de Odepa, anunció que “tenemos la coordinación de la Comisión nacional para reducir y prevenir la pérdida y desperdicio de alimentos, y el trabajo que realizamos desde hace varios años lo hemos materializado en una hoja de ruta en la que queremos concientizar a la población respecto de los daños que produce. Por eso, estamos haciendo un llamado a que no nos fijemos sólo en las formas, sino que pensemos también en que estos alimentos tienen detrás a productores y productoras que tienen las mejores condiciones nutritivas”.

La alcaldesa de Las Condes, Daniela Peñaloza, celebró a su vez las acciones anunciadas y valoró “sumarnos a esta campaña que ya tiene en marcha el Ministerio de Agricultura (…) Hace más de un año partimos con el retiro de desechos orgánicos en nuestras tres ferias libres, donde retiramos por mes más de 46 mil kilos de desechos que se transforman en más de dos mil kilos de compost y en estos mercados campesinos también va a haber contenedores para que los propios feriantes puedan dejar el desecho orgánico”.

En tanto, la representante de FAO en Chile, Eve Crowley, reconoció que “con el desperdicio de alimentos no solamente se pierde el valor nutritivo de un alimento que es igual de rico en un mundo donde hay más de 735 millones de personas padeciendo hambre (…), sino también cuando no aprovechamos estos alimentos perdemos energía, perdemos el suelo, el agua que se utilizó para su producción, la mano de obra, el tiempo y el capital de los pequeños agricultores que lo produjeron. Entonces, tiene costos ambientales y sociales que no podemos permitir”.

La seremi de Agricultura Metropolitana, Nathalie Joignant, aprovechó la oportunidad para dar a conocer “la firma de un convenio marco inédito entre diversos actores, una alianza virtuosa público y privada para justamente reutilizar y rescatar todos los residuos orgánicos, ya sea para casos de emergencias o catástrofes y así llegar directamente y con coordinación a quienes lo necesiten”.

Finalmente, Froilán Flores, presidente por la ASOF, aseguró que “queremos generar la cultura de la recuperación de muchos productos que hoy no se están usando. También llamar a aprovechar las frutas y verduras completas porque el 90% de las hojas de los productos vegetales son consumibles hoy. Tenemos que generar la cultura de una alianza público privada con los municipios, con el Gobierno; es fundamental para generar la conciencia de eliminar poco a poco la pérdida de alimentos que producen los pequeños productores locales”.