Modifican mapas polares debido a los deshielos

Los cambios físicos incluyen el retroceso de cientos grandes glaciares de gran tamaño del norte y el sur.

Por ANDRÉS ALBURQUERQUE / Fotos: ARCHIVO

El retroceso de los grandes glaciares, el desprendimiento de icebergs y otros efectos del calentamiento global obligaron a rediseñar los mapas de las regiones polares de la Tierra, que produce el British Antarctic Survey (BAS).

Los “dramáticos cambios” que han sufrido tanto el Ártico como la Antártida quedan reflejados en la nueva edición de los mapas producidos por la entidad británica. El catálogo recoge los nuevos contornos de las plataformas de hielo y actualiza datos sobre asentamientos y aeropuertos en esas zonas.

La representación cartográfica del Ártico, que cubre la tierra y el océano por encima del paralelo 60 norte, ha sido “completamente actualizada”, señala en un comunicado la institución.

 

“Los cambios físicos apreciables en la actualización incluyen nuevos frentes de hielo que reflejan el retroceso de muchos grandes glaciares que fluyen desde Groenlandia y Svalbard, así como cambios en la extensión de lagos”, indica el BAS.

Los nuevos mapas muestran asimismo “el permafrost y la cobertura terrestre de la región, aspectos importantes del paisaje ártico que cambian rápidamente”.

Las cartografías del BAS reflejan también la extensión promedio del hielo marino en dos períodos, de 30 y 10 años, lo que permite comparar la evolución de los cambios.

Los científicos alertan que los modelos climáticos predicen que el Océano Ártico no tendrá hielo durante el verano antes del año 2050.

“La incertidumbre sobre la fecha exacta es considerable, debido a las variaciones del clima que ocurren de manera natural. Algunos modelos sugieren que esto podría ocurrir, al menos una vez, en la década de 2030”, advierte el estudio.