Motín en cárcel ecuatoriana deja al menos 31 muertos

La revuelta se inició el fin de semana en una cárcel de Guayaquil, y desde entonces la cifra de fallecidos sigue creciendo.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Al menos 31 reos murieron en una cárcel de Guayaquil en medio de un nuevo estallido de violencia que se extendió hasta las calles de la fronteriza provincia de Esmeraldas, en el noroeste de Ecuador.

La jornada de zozobra dejó varios vehículos incendiados, amenazas de bomba y un motín entre reclusos.

“Se eleva a 31 el número de fallecidos y a 14 el de heridos tras los enfrentamientos registrados desde el sábado al interior de la Penitenciaría del Litoral, en Guayaquil”, señaló anoche la Fiscalía local vía Twitter.

En principio, la entidad había reportado 18 muertos y 11 heridos, incluido un policía, por un enfrentamiento entre bandas que se inició la noche del sábado y se extendió hasta este martes, cuando 2.700 uniformados -entre policías y militares- ingresaron al centro de reclusión para retomar el control.

La masacre en Guayas 1 llevó al presidente Guillermo Lasso a declarar en emergencia por 60 días al sistema penitenciario. Desde febrero de 2021, más de 420 reclusos han sido asesinados en medio de violentos enfrentamientos que han incluido cuerpos decapitados e incinerados.

A la par del operativo en Guayaquil se desataron focos de violencia en la provincia de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, y su capital del mismo nombre. El gobierno lo atribuyó a su combate contra los grupos criminales que operan desde las prisiones y se disputan las rutas para el narcotráfico.

También hubo alertas de bomba en gasolineras y un artefacto explosivo desactivado en una sede de la Fiscalía, que obligaron a suspender la jornada laboral y escolar en Esmeraldas. El gobierno también informó de un bus y dos automóviles quemados en las vías.

Con salida al Pacífico, Guayaquil es el centro de operaciones del narcotráfico en Ecuador. Ubicado entre Colombia y Perú, los principales productores mundiales de cocaína, el país lleva decomisadas 455 toneladas de drogas desde que Lasso asumió, en mayo de 2021. Ese año se registró el récord anual de incautaciones de estupefacientes, con 210 toneladas.