Muerte masiva del ratón orejudo de Darwin pone en riesgo su conservación

Greenpeace afirma que, a pesar de tener los antecedentes, la autoridad sigue sin llevar a cabo una investigación sobre este incidente que ocurrió en varias ocasiones en la cuenca del río San Francisco.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

El orejudo de Darwin es un roedor que pesa entre 42 y 53 gramos y tiene un pelaje relativamente corto y suave de color café ocre. Sin embargo, su característica más notable son sus grandes orejas, que le dieron origen a su nombre. Sólo habita en nuestro país.

Además, su función como presa es beneficiosa para las especies carnívoras de la cordillera central, como el zorro culpeo, el gato Colo Colo y, en especial, el gato andino.

«Es muy extraño encontrar tantos ratones silvestres muertos juntos, porque es una especie que vive en colonias pequeñas y lo más común, según la experiencia, es que mueran de a uno», explica la especialista en biodiversidad de Greenpeace, Dominique Charlin.

Además, señala que la mina Los Bronces se encuentra en el centro de la cuenca del río San Francisco, a sólo 15 kilómetros de la ubicación de los roedores encontrados.

Es fundamental que el SAG lleve a cabo investigaciones en el agua y en las carcasas de animales muertos para descartar la presencia de contaminantes en la industria o enfermedades virales o bacterianas.

La vocera afirma que conocer el origen del gato andino ayuda a prevenir el daño adicional a la biodiversidad del área.