Murió Paco Rabanne, una leyenda en la historia de la moda

El modisto español falleció a los 88 años en su domicilio de Portstall, en el noroeste de Francia.

Por EL ÁGORA /Foto: ARCHIVO

El mundo de la moda está de luto, el diseñador español Paco Rabanne falleció este viernes a los 88 año. El modisto era uno de los más futuristas dentro de su género, al tiempo que fue una gran influencia para varios de sus colegas.

Según una nota de Infobae, con datos de la agencia EFE, el diseñador franco-español murió en su domicilio de Portstall, en el noroeste de Francia.

Francisco Rabaneda y Cuervo, nació el 18 de febrero de 1934 en la localidad española de Pasajes, en el País Vasco, e hizo una gran carrera de modista y creador de perfumes sobre todo en Francia.

El diseñador era conocido por sus excéntricos diseños de ropa y por fundar una de las marcas de fragancias más conocidas del mundo.

La muerte de Rabanne fue confirmada por la empresa matriz de su marca, la que señaló que había “marcado generaciones con su visión radical de la moda y su legado perdurará”.

Paco Rabanne era mundialmente conocido por sus conjuntos metálicos y sus diseños de la era espacial de los años 70.

Su muerte fue también confirmada por un portavoz del grupo español Puig, que controla la marca Paco Rabanne, de la que el diseñador salió hace dos décadas.

“Paco Rabanne hizo que la transgresión fuera magnética. ¿Quién más podría inducir a las mujeres parisinas a la moda a clamar por vestidos hechos de plástico y metal?” dijo José Manuel Albesa, de Puig, con sede en Barcelona, propietario de la etiqueta de Rabanne desde la década de 1960.

Rabanne fue una figura clave en el movimiento de moda de la era espacial de la década de 1960, conocido por usar metal y otros materiales inverosímiles en sus atuendos.

Se asoció con Puig en 1968 y lanzaron su primera fragancia juntos un año después, lo que dio lugar a una línea de perfumes que sigue siendo una de las más populares a nivel mundial en la actualidad.

“Una personalidad importante en la moda, la suya fue una visión atrevida, revolucionaria y provocadora, transmitida a través de una estética única”, dijo el presidente Marc Puig en el comunicado.

El diseñador español fue bautizado, por Coco Chanel, como el “metalúrgico” de la moda. Se labró un lugar especial en ese selecto mundo, armado simplemente con unas pinzas y planchas de metal.

Adepto al esoterismo, Rabanne también se hizo un nombre a través de sus declaraciones excéntricas.

“Me gusta el esoterismo desde mi más tierna infancia. Mi madre era muy pragmática, pero mi abuela era chamán, me inició muy pronto en el conocimiento del mundo. La moda me permitió ganarme la vida, pero no era realmente mi centro de interés”, explicaba en una entrevista en 2005.

Mientras que su madre trabajó como costurera para Cristóbal Balenciaga, su padre, el general Rabaneda-Postigo, estaba a cargo del cuartel militar de Guernica durante la guerra civil española. Fue fusilado por las tropas franquistas en 1936.

En 1939, la familia buscó refugio en Francia, donde Rabanne estudió y se diplomó en Bellas Artes en París (sección arquitectura). Empezó diseñando accesorios, joyas, corbatas y botones para Dior, Saint-Laurent o Cardin, pero luego decidió lanzarse por su cuenta al mundo de la moda, con la idea de introducir nuevos materiales y técnicas.

En un desfile que causó sensación en 1966 presentó 12 vestidos hechos “con materiales contemporáneos”. El show, provocador, contó por primera vez en la pasarela modelos negras, que bailaban con los pies desnudos. El éxito fue fulminante.