Murió “Unabomber”, el terrorista más  buscado y escurridizo de Estados Unidos

Fue un genio matemático, pero un personaje oscuro y lleno de demonios. Reconoció haber cometido 16 atentados con bombas entre 1978 y 1995. Su cacería fue prolongada, pero sin resultados, hasta que su propio hermano le dio una pista clave al FBI. 

Por EL AGORA / Foto: ARCHIVO

A los 81 años, internado desde mayo de 1996 en una prisión federal, murió Theodore “Ted” Kaczynski, matemático educado en Harvard que se refugió en una choza en el desierto de Montana y desde donde dirigió una campaña de bombardeos de 17 años que mató a tres personas e hirió a otras 23.

Calificado como «Unabomber» por el FBI , Kaczynski murió en el centro médico de la prisión federal en Butner, Carolina del Norte, dijo el portavoz de la Oficina Federal de Prisiones. 

Fue encontrado inconsciente en su celda este sábado por la mañana y fue declarado muerto alrededor de las 8.00 horas. La causa de la muerte no se ha dado a conocer todavía.

Antes de su traslado al centro médico de la prisión, había estado recluido en la prisión federal Supermax en Florence, Colorado, desde mayo de 1998, cuando fue sentenciado a cuatro cadenas perpetuas, más 30 años por una campaña de terror que mantuvo en vilo a los estadounidenses y a las policías. 

Kaczynski admitió haber cometido 16 atentados con bombas entre 1978 y 1995, mutilando permanentemente a varias de sus víctimas.

Años antes de los ataques del 11 de septiembre y el envío de correos con ántrax, las mortíferas bombas caseras de Unabomber cambiaron la forma en que los estadounidenses enviaban paquetes y abordaban aviones, e incluso prácticamente cerraron los viajes aéreos en la costa oeste en julio de 1995.

Obligó a The Washington Post, junto con The New York Times, a tomar la angustiosa decisión en septiembre de 1995 de publicar su manifiesto de 35.000 palabras, «La sociedad industrial y su futuro», que afirmaba que la sociedad y la tecnología provocaban impotencia y alienación.

Sin embargo, dicho escrito fue clave para identificarlo como el terrorista más buscado de Estados Unidos. El hermano de Kaczynski, David, y la esposa de este, Linda Patrik, reconocieron el tono y estilo del escrito, y alertaron al FBI, que había estado buscando sin resultados a Unabomber durante años en la persecución más larga y costosa del país.

En abril de 1996, las autoridades lo encontraron en una ruinosa y pequeña cabaña de madera y papel alquitranado en las afueras de Lincoln, Montana, que estaba llena de periódicos, un diario codificado, ingredientes explosivos y dos bombas completas. 

Theodore “Ted” Kaczynski.

Aunque parezca increíble, Theodore Kaczynski se hizo de una legión de simpatizantes.

Sin embargo, una vez que se lo pudo ver como un ermitaño de ojos salvajes con cabello largo y barba, que capeó los inviernos de Montana en una choza de una sola habitación, Kaczynski pareció a muchos más un criminal patético y solitario que un antihéroe romántico. 

Incluso en sus propios diarios, Kaczynski aparecía no como un revolucionario comprometido, sino como un ermitaño vengativo, impulsado por pequeños agravios.