Ñublense salvó el honor en los descuentos: 2-2 con Unión La Calera

El sublíder del torneo solo pudo empatar en su visita a la Quinta Región pese a jugar gran parte del encuentro con uno más. El árbitro Nicolás Gamboa tuvo, en el final del partido, una actuación descriteriada.

Por SERGIO GILBERT J.

La semana pasada, Ñublense había extraviado su invicto como local al caer con Audax Italiano, perdiendo así la opción de seguir acosando con asfixia a Colo Colo.

Y en la reciente jornada dominical, luego del triunfo de los albos ante La Serena, el trecho aumentó por lo que los dirigidos de Jaime García tenían la obligación de ganar los tres puntos ante Unión La Calera para no seguir cediendo terreno en su lucha por el título.

No lo lograron. Apenas obtuvieron un trabajado empate que pese haberse sentenciado en los descuentos, no sonó a épica sino que solo a desahogo.

Y es que el partido no ofreció claridades para Ñublense.

Los locales, ya a los dos minutos de juego se pusieron arriba en el marcador tras una gran jugada por la derecha iniciada por Castellani y seguida por Pérez y que Cavalleri, por el medio, culminó en forma perfecta.

Puf, un recto al mentón. 

Le costó entonces a Ñublense recomponerse del golpe.

Solo comenzó a hacerlo a los 29 minutos cuando empató tras un autogol de Pedro Henrique, es decir, dos minutos después de la expulsión polémica de Williams Alarcón.

Tras ello vinieron los mejores pasajes del cuadro sureño los que, en todo caso, no dieron para hablar de un posible rompimiento de las formas que presentaba el partido. 

Todo era muy soft, muy ligth.

GAMBOA Y SU NUMERITO

En la segunda mitad, en rigor, no pareció que Ñublense tuviera un jugador más en la cancha porque, a pesar de tener más la pelota, los de Chillán no transformaron esa tenencia en situaciones importantes.

De hecho, la secuencia incesante de cambios pareció favorecer más a Unión La Calera que comenzó a defenderse mejor con la pelota. No solo eso. A los 84 minutos logró ponerse en ventaja con un golazo de Passerini que pareció definir el partido.

Pero no fue así.

En los descuentos (93’), Rubio puso el empate que sentenció el 2-2.

¿Nada más que contar?

Sí señor. A los 94 minutos, Vidangossy estuvo a punto de pinchar el balón que se le escapó al arquero Pérez. No lo logró porque un pitazo descriteriado, del juez Nicolás Gamboa, anunció el término del partido sin dejar que la jugada terminara.

No es nuevo. Gamboa, cada tanto, demuestra porqué encabezaba como guaripola la lista de árbitros invitados a dejar la actividad.

PORMENORES:

Estadio: Nicolás Chahuán. 

Fecha 17 Torneo Nacional. 

Público: 912 personas. 

Árbitro: Nicolás Gamboa. 

UNIÓN LA CALERA (2): I. Arce; S. Ramírez, E. Sanhueza, C. Vilches, P. Henrique; C. Pérez (667’, P. Flores), W. Alarcón, G, Castellani (82’, B. Garrido), M. Cavalleri (82’, M. Vidangossy); N. Orellana (57’, Y. Oyanedel) y S. Sáez (67’, L. Passerini). DT: Federico Vilar. 

ÑUBLENSE (2): N. Pérez; B. Cerezo, N. Vargas, R. Caroca, J. Campusano; L. Reyes, F. Mateos (83’, F. Reynero), A, Aravena (70, M. Pinto); I. Rozas (70’, F. Cordero), N. Guerra y M. Moya (79’, P. Rubio). DT: Jaime García. 

Goles: 2’, M. Cavalleri (ULC), 29’, autogol de P. Henrique (Ñ), 84’, L. Passerini (ULC); 93’, P. Rubio (Ñ). 

T. Amarillas: G. Castellani y M. Cavalleri (ULC); N. Guerra (Ñ).

Expulsado: A los 27’, W. Alarcón (ULC).