Nuevas cámaras de videovigilancia al rescate de la seguridad vial

Si bien el manejo responsable es una condición indispensable, el futuro de la prevención de accidentes de tránsito también está vinculado al desarrollo de nuevas tecnologías.

Por CRISTIÁN CARRIÓN N. / Foto: ARCHIVO

La incorporación de nuevas tecnologías en la lucha contra los accidentes de tránsito es cada vez más fundamental para avanzar hacia un futuro más seguro. En este sentido, las cámaras de seguridad están desempeñando un papel crucial, evolucionando desde simples dispositivos de grabación hasta convertirse en sistemas inteligentes capaces de analizar datos en tiempo real y tomar decisiones automatizadas.

Antiguamente se utilizaban solamente para ver grabaciones de hechos pasados, hoy se usan cada vez más de manera preventiva. A nivel del tránsito, las cámaras no sólo sirven para hacer multas, también permiten advertir comportamientos peligrosos y prevenir accidentes de tránsito.

“Actualmente, el uso de cámaras para la seguridad vial va mucho más allá de lo que la gente cree. Éstas son capaces de detectar una amplia gama de comportamientos peligrosos como cambios abruptos de carril, incumplimiento de las señales de tránsito, estacionamiento indebido, uso de dispositivos móviles mientras se conduce y falta del cinturón de seguridad”, señala Agustín Cencic, de Dahua Technology.

Para las autoridades, estas herramientas representan una valiosa ayuda para prevenir accidentes, disminuir la congestión vehicular, mejorar la gestión ante emergencias, recopilar material de investigación y realizar un constante monitoreo para la optimización de la infraestructura.

Mientras que, para los conductores, las cámaras contribuyen a crear un entorno vial más seguro y disuadirlos de conductas de riesgo.

La inversión en nuevas tecnologías para la seguridad vial es un aporte al desarrollo social y el bienestar de la población. Reducir el número de accidentes de tránsito significa salvar la vida de miles de personas.

Por lo tanto, las soluciones continúan evolucionando para adaptarse al mundo actual. Hoy, las cámaras son capaces de dar seguimiento simultáneo de hasta seis vehículos de manera precisa y eficiente, con una capacidad de monitoreo que cubre hasta cuatro carriles. Además, para escenarios más complejos, existe una cámara de tráfico de doble lente de 28 megapíxeles, capaz de monitorear de forma precisa y efectiva a una distancia de hasta 80 metros.

Las cámaras inteligentes, los sistemas de reconocimiento facial, la inteligencia artificial y el internet de las cosas son sólo algunas de las tecnologías que tendrán un impacto significativo en la forma en la que el ser humano transita por las calles.