Nuevo single de Soledad Guerrero: Julita la Buenita

El bello nombre de esta cantante y compositora chilena nos hace pensar que la música es una guerrera solitaria que compone para mantenerse vigente.

Por CAMILA BARACAT / Foto: ARCHIVO

Tras un promisorio comienzo en la época dorada de “Sábado gigante”, donde Soledad Guerrero compartía en el programa con figuras pop del momento, como Myriam Hernández, Luis Jara o Andrea Labarca, hoy nos entrega su séptimo álbum, con una carrera ya consolidada.

Esta música llega en plena madurez de la artista que presentamos. Guerrero se pasea por distintos estilos, como el blue, folk, pop, sobre todo este último mezclado con la canción latinoamericana de tipo radial. El nuevo single del álbum, “Ella”, tiene matices interesantes tanto a nivel lírico como en los arreglos.

Este disco tiene mucho cuidado con las letras y se refiere a las personas desde la empatía, demostrando que esta última es un valor contemporáneo de gran importancia, que en gran medida descuidamos.

Las canciones de este disco reúnen los típicos tópicos del amor, pero tomados desde un ángulo mucho más reflexivo. Lo ejemplifican algunas canciones: “Mentir”, “No era amor”, “Nada me debes, nada te debo”, “Es imposible”, entre otras. Como se ve, son títulos genéricos que insisten en las manías del amor desde un lugar que no parece agotarse.

Cabe destacar que desde el año 1993 Soledad Guerrero ha sido perseverante en su música y época, a pesar de los embates del presente para cantantes como ella, que por lo general han perdido público, sobre todo juvenil.

Soledad Guerrero define el nuevo single así: “Julita la Buenita cuenta una historia inspirada en la vida real, donde la protagonista es una joven con verdaderos sentimientos de empatía con todo el mundo. Ve en cada persona a un ser al que puede ayudar cuando lo necesita… olvidándose de ella misma. No pone límites y no dice su verdad , sólo se entrega en ayuda y por supuesto algunos se aprovechan de su bondad… hasta que la vida le muestra que tan importante como es ayudar a otros, es aprender a escuchar y a amarse a sí misma».

Esperamos que le vaya bien con este disco y que recupere el lugar que tuvo en los noventa.

Por último, en este disco participan: Ricardo García-Huidobro (armónica), Óscar Godoy (guitarra eléctrica), Eugenio Mandiola (batería), Gonzalo Maldonado (teclados), Gustavo Gutiérrez (bajo) y Soledad Guerrero (voz, coros, guitarra acústica y producción).