Ocho militares en prisión preventiva por simulación de un fusilamiento

La Corte de Apelaciones consideró que aquello fue una tortura, que afectó en octubre de 2019 a dos jóvenes detenidos durante una manifestación durante el estallido social.

Por EL ÁGORA / Foto (referencial): ARCHIVO

Ocho funcionarios del Ejército quedaron en prisión preventiva este lunes, por orden de la Corte de Apelaciones. Todos ellos están bajo investigación por el delito de torturas por simulación de un fusilamiento contra dos jóvenes, en Temuco, durante el estallido social.

Una práctica que, durante la dictadura, fue habitual, aunque hubo oportunidades en que no fue, precisamente, una simulación.

Los hechos ocurrieron en octubre de 2019, ocasión en que ambos jóvenes fueron detenidos en el curso de una manifestación.

El Juzgado de Garantía de Temuco, durante la formalización, desestimó la prisión preventiva para los militares involucrados, solicitada por la Fiscalía regional que investiga delitos cometidos por agentes del Estado.

Los militares quedaron con arraigo nacional, firma mensual y prohibición de acercarse a las víctimas, luego que se considerara que el delito imputado correspondía a apremios ilegítimos.

El fiscal Raúl Espinoza explicó que la Corte de Apelaciones acogió los planteamientos del Ministerio Público y revocó lo resuelto por el tribunal de Garantía respecto a «la simulación de un fusilamiento ocurrida el 22 de octubre del año 2019 en Temuco», que es constitutiva del delito de torturas «porque tuvieron la finalidad de castigar a las víctimas por su participación en manifestaciones sociales».

Así, se «dispuso la prisión preventiva para todos y cada uno de los ocho imputados en esta investigación», agregó el persecutor.