O´Higgins frenó la racha de Católica

El equipo de Rancagua le quitó el invicto que tenía la UC en calidad de visitante, condición en la que había ganado sus seis partidos anteriores. La presión que sostuvo a ratos el local complicó al puntero del certamen, que pese a la derrota mantendrá la primera posición gracias a su cuenta de ahorro.

Si bien –posiblemente- el empate se ajustaba más a lo ocurrido en El Teniente, la victoria de O´Higgins se explica porque aprovechó mejor su momento, supo explotar las debilidades de Católica y pudo sostener la ventaja en el segundo tiempo ante un cuadro que salió con todo por la igualdad. La presión del local complicó al fondo Cruzado, que no logra disimular las deficiencias que presenta por las bandas.

A Católica por primera vez se le notó el efecto de la rotación, porque no fue el mismo equipo contundente de las presentaciones anteriores donde también hizo retoques en el once inicial. Por ejemplo, y aunque no está en su mejor nivel, la ausencia de Puch se hizo más evidente que nunca, especialmente en el primer tiempo donde la UC se vio con pocas luces en ofensiva. Aun así pudo haberse puesto en ventaja en el marcador, pero el palo y Miguel Pinto lo impidieron.

O´Higgins, en tanto, mantuvo la actitud y siguió presionando en el campo rival, hasta que encontró los espacios para llegar al área de Dituro, que no tuvo una buena reacción en el gol de David Salazar (´36). Los costados de Católica invitaban a penetrar, lo que fue aprovechado  por Cereceda para ganar la espalda de Rebolledo y enviar la asistencia. Por el lado de Cornejo también se generaron espacios, pero Quinteros –entendiendo que las llegadas locales serían menos frecuentes en el complemento- optó por modificar otras líneas.

Comenzando el segundo tiempo Católica intentó mostrar un equipo más estelar con los ingresos de Aued y Fuenzalida, aunque ninguno de los dos entró con las luces encendidas, de hecho el Chapa pudo haberse perfilado mejor en un par de jugadas, pero decidió mal. Con un O´Higgins algo más cauteloso, la UC tuvo el dominio del juego pero no la claridad para llegar al empate, aunque sí generó opciones. Ni siquiera la entrada de Riascos ayudó para complicar a fondo Celeste, que en los últimos minutos no tuvo mayores problemas porque supo manejar y enfriar las envestidas Cruzadas.

Con la derrota se corta una racha de seis victorias consecutivas de Católica jugando como visitante, y un invicto de ocho fechas. Pero a pesar del revés, la UC seguirá puntera al menos una jornada más gracias a la ventaja que tenía en la tabla, aunque ahora lo que más preocupa en San Carlos es su próximo desafío, donde necesariamente tendrá que ganar si quiere pasar de ronda en la Libertadores: ante Gremio en Porto Alegre, el miércoles a las 18:15 horas.      

Pormenores

Estadio El Teniente de Rancagua

Público: 7.484 espectadores controlados

Árbitro: Julio Bascuñán

O’Higgins (1): M. Pinto; P. Magalhaes, A. Acevedo, R. Osorio, R. Cereceda; R. Fernández (84’, M. Sepúlveda), T. Alarcón, J. Fuentes, A. Doffo (60’, J. L. Muñoz); M. Salas, D. Salazar (77’, F. Ramírez).

DT: Marco Antonio Figueroa.

UC (0): M. Dituro; R. Rebolledo, B. Kuscevic, V. Huerta, J. Cornejo; I. Saavedra, C. Fuentes (46’, L. Aued), D. Buonanotte (72’, D. Riascos); C. Pinares; C. Munder (J. P. Fuenzalida); D. Valencia.

DT: Gustavo Quinteros.

Gol: 1-0: 36’, Salazar (OH).

Tarjetas amarillas: Osorio y Fernández (OH); Rebolledo, Fuenzalida, Aued y Cornejo (UC).