Opaca jornada para los chilenos en el exterior

Sólo Medel puso celebrar, y a medias, la victoria de su cuadro -el Bologna- frente al Atalanta por la Liga italiana. En la segunda etapa fue sustituido. Claudio Bravo, por su parte, sólo pudo ver desde el banco el triunfo de su cuadro, Manchester City.

Con un agónico empate en los descuentos, la Fiorentina de Erick Pulgar, titular durante todo el encuentro, le empató 1-1 al Inter de Milán y con ello le impidió quedar de líder exclusivo de la Liga Italiana.

El equipo de Alexis, que continúa su proceso de recuperación, comparte ahora el liderato con 39 puntos con Juventus, que venció 3-1 al Udinese del zaguero Francisco Sierralta, que sólo fue suplente en la caída de su equipo.

No se veía bien el encuentro para la Fiorentina de Pulgar, que sumaba cuatro fechas sin ganar. Mucho menos cuando ya a los 7 minutos caía en su cancha gracias al gol de Borja Valero.

Sin embargo, ni la “Fiore” ni Pulgar se rindieron (el volante nacional recibió tarjeta amarilla a los 78’), y cuando se jugaba el primer minuto de descuento el cuadro viola consiguió la paridad, mediante anotación del serbio Dusan Vlahovich.

La fecha de la Liga Italiana fue, en cambio, de dulce y agraz para Gary Medel. Porque su cuadro, el Bologna, venció 2-1 al Atalanta, pero el volante nacional fue sustituido en la segunda etapa, no se sabe si por decisión técnica o por alguna lesión.

Los goles del cuadro boloñés fueron marcados por Palacio a los 12´ y por Timiyasu a los 53´, al paso que el descuento del Atalanta fue obra de Malinovsky, a los 59´.

En la Liga turca, no les fue nada de bien a los jugadores chilenos que allí se desempeñan.

Fenerbahce, con Mauricio Isla como titular, cayó sin atenuantes por 3-1 frente al Sivasspor.

No fueron mejores las cosas para el Besiktas, de Enzo Roco, que también fue titular, tras caer por 2 a 0 en su cancha frente al Yeni Malatyaspor.

En lo que respecta a la Liga inglesa, Claudio Bravo sólo pudo ver desde el banco la victoria de su cuadro, el Manchester City, por 3-0 como visitante frente al Arsenal.

Los goles del equipo de Pep Guardiola fueron obra del belga Kevin de Bryunne al minuto, Sterling a los 14’ y nuevamente de Bryunne, a los 39’.