Otorgan ascenso póstumo a los carabineros asesinados en Cañete

El general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, les otorgó rango de suboficial mayor.

Por EL ÁGORA / Foto: AGENCIAUNO

Las carrozas fúnebres de los tres carabineros asesinados en una emboscada en Cañete, Región del Biobío, fueron trasladadas hasta la Escuela de Suboficiales en Concepción, para llevar a cabo una misa fúnebre.

En la ceremonia, el general director de Carabineros, Ricardo Yáñez, señaló que había ordenado que los tres policías Carlos Cisterna (43), Sergio Arévalo (34) y Misael Vidal (30) fueran ascendidos a suboficial mayor.

En la oportunidad, el general Yáñez lamentó el crimen y condenó su modus operandi, asegurando que “eran la única presencia del Estado a esa hora en ese lugar”.

Además se informó que en la cuarta comisaría Los Álamos, donde ejercían sus funciones los tres carabineros, se disponga una placa en su memoria.

En su discurso, el general Yáñez expresó que “los carabineros aquí presentes, camaradas y amigos de los funcionarios fallecidos, tenemos tanta pena como rabia y no nos avergüenza admitirlo, porque detrás de ese uniforme, somos y existimos personas”.