Palestino-Unión La Calera: un 0-0 para dormir la siesta

Tetracolores y cementeros ofrecieron un partido anodino, sin luces ni emociones y cuyo marcador en blanco reflejó claramente lo acontecido en la cancha de La Cisterna.

Por SERGIO ANTONIO JEREZ / Fotos: AGENCIAUNO

Que a las seis de la tarde todavía hace un poco de calor no puede ser excusa. Tampoco la cancha, porque la de La Cisterna está impecable. Tampoco se le puede echar la culpa al árbitro, porque Fernando Véjar, con todas sus imperfecciones, no cometió ningún error de bulto.

Así, lo más destacado de este Palestino-Unión La Calera terminó siendo la polémica del penal cobrado por el árbitro a los 45’, que, tras revisión del VAR, fue desestimado, porque el balón finalmente le dio en el hombro derecho a Luciano Aued y no en el brazo como apuntó primero el juez del encuentro.

Apenas anotamos en la libreta un par de opciones en las áreas, sin mayor susto para los arqueros Rigamonti e Ibáñez. Lo demás fue un transitar en el mediocampo, sin apuros, sin tomar riesgos, sin profundidad, sin dinámica. Recuperar y tocar, para progresar tan lento que no hubo cabida para alguna sorpresa. Para dormir la siesta.

Lo inexcusable: la formación del equipo visitante, una verdadera colonia extranjera. Partieron con cinco argentinos en cancha –Ibáñez, Parnisari, Ferreyra, Hauche y Soldano-, más Aued, que está nacionalizado, y Ferrario, que nació en Chicago y tiene la nacionalidad chilena, italiana y estadounidense. Y en la segunda etapa ingresó otro nacido al otro lado de la cordillera, Gigliotti, en lugar de su compatriota Hauche, para cumplir con la norma de los cinco foráneos en cancha. Una vergüenza. Y si le suma que el técnico, Manuel Fernández, también es argentino, raya en lo grotesco. Por cierto, el dueño del club también es un empresario y representante de jugadores argentino, lo que está prohibido por la FIFA. Todo, con el auspicio de la ANFP y el inefable consejo de presidentes de clubes, a quienes el desarrollo del fútbol chileno y el futuro de la selección nacional les importa un comino.

Con el 0-0, Palestino llegó a siete puntos y Unión La Calera a 4, en una campaña que no se condice con la cantidad de extranjeros en la planilla, demostrando con ello que los foráneos que trajo como refuerzos no son ningún aporte a la competencia chilena, sino que solamente un buen negocio.

Gabriel Hauche, uno de los seis argentinos que Unión La Calera utilizó ante Palestino. Ello, más Luciano Aued (foto principal), que está nacionalizado.

PORMENORES

Campeonato Nacional, quinta fecha.

Estadio: Municipal de La Cisterna.

Público: 2.145 espectadores controlados.

Árbitro: Fernando Véjar.

Palestino (0): C. Rigamonti; B. Véjar, I. Román, C. Suárez, D. Zúñiga; B. Carrasco, N. Linares, F. Cornejo, M. Dávila; G. Sosa, J. Benítez. DT: Pablo Sánchez. Cambios: 66’, J. Abrigo por Benítez; 77’, A. Martínez por Dávila, F. Chamorro por Cornejo y J. Marabel por Sosa.

Unión La Calera (0): M. Ibáñez; E. Ferrario, E. Parnisari, N. Ferreyra, E. Matus; C. Pérez, L. Aued, G. Hauche; M. Cavalleri, F. Soldano, R. Huerta. DT: Manuel Fernández. Cambios: 79’, M. Muñoz por Huerta; 86’, E. Gigliotti por Hauche; 90+2, M. Morales por Cavalleri.

Goles: No hubo.

Tarjetas amarillas: Zúñiga, Benítez y Suárez (PA); Hauche, Cavalleri y Ferreyra (ULC).