Parlamentaria Schneider acusó un interés económico político en críticas a Hassler

Según la diputada de Convergencia Social, lo que a algunos concejales les molestó de la compra de la ex Clínica Sierra Bella fue que no se adquiriera un terreno ubicado en calle Carmen 35, que había pertenecido a la familia Alessandri-Monkeberg.

Por EL ÁGORA / Foto: ARCHIVO

La parlamentaria de Convergencia Social, Emilia Schneider, salió al paso de las críticas a la Municipalidad de Santiago frente a la polémica que ha provocado la suspendida compra de la Clínica Sierra Bella.

Desde que se conoció la compra, Iraci Hassler, alcaldesa capitalina del Partido Comunista, ha sido acusada de una eventual corrupción, al estar pagando un elevado sobreprecio a los dueños del inmueble.

“Hubo concejales –dijo Schneider- que estaban impulsando la compra de otro terreno. Se trataba de uno ubicado en Carmen 35, y que perteneció a la familia Alessandri Monkeberg. Ustedes saben perfectamente quiénes son estos concejales”.

Agregó Schneider que “no se entiende que algunos concejales refloten el tema de la compra del inmueble de calle Carmen, siendo que ese es un edificio de uso educacional en desuso con destino para oficinas y no un recinto hospitalario», sostuvo en un video que colgó en redes sociales.

La operación de compra de la ex Clínica Sierra Bella se encuentra suspendida debido a la existencia de un presunto sobreprecio, que está siendo investigado por la Fiscalía Metropolitana Centro Norte.

Schneider concluyó señalando que “además, Carmen 35 tiene casi menos de la mitad de los metros cuadrados disponibles que la ex clínica, y Carmen 35 antes era un preuniversitario, por lo que apuntar a ese terreno es mezclar peras con manzanas. El municipio está buscando el lugar más apto para efectivamente entregarle un buen servicio a los vecinos y vecinas de Santiago”.