Perdona nuestros pecados: la U ya se instaló en el «purgatorio»…

Antofagasta propinó a los azules su cuarta derrota del torneo, con un 3-1 que puso al desnudo las desconexiones del equipo y el bajo rendimiento individual de algunos de sus viejos emblemas, dejándolo como subcolista.

Los conflictos gremiales de Codelco en El Salvador bloquearon las amarga posibilidad de que la U amaneciera esta lunes como colista del torneo, si Cobresal lograba superar a Everton en ese partido suspendido.Aun así, la rueda de la fortuna no giró completamente a favor de los azules y su derrota en Antofagasta -la cuarta del certamen- le instaló como subcolista en el peor momento de su última etapa de complicaciones diversas.

Si alguien supuso que un técnico común, como Alfredo Arias, podía dar un golpe de timón para transformar a la U en un equipo más competitivo, se equivocó en la esencia de su análisis y de las posibilidades que ofrece un plantel discreto formado por Kudelka. 
Para llegar al norte, el DT reorden+o un poco el esquema incluyendo a Barrios como tercer central, le devolvió la orilla a Beausejour y supuso que Oroz podía ser el conductor que, hasta ahora, ni siquiera había sido dueño de la titularidad. Nada es tan simple para esta U, en rigor, y es posible que incluso a su circo le crecieran los enanos, como acostumbra a decirse para graficar los infortunios permanentes.
El dominio azul era consistente hasta el cuarto de hora, con intervenciones salvadoras del portero  argentino Rossi, pero la primera vacilación en el área permitió un cabezazo libre y certero de Blanco para darle la ventaja y la tranquilidad del trámite al local. El golpe desnudó los ripios de esta U que marca poco por los costados -dada la lentitud de Beasejour y Rodrìguez-, pero que suma despliegue ofensivo cuando el propio Matías es capaz de llegar a definir como en el 1-1 de los 44 minutos.

Si el empate parecías más acorde de choque de capacidades, el espejismo se quebró en los veinte finales cuando el local presionó y fue abriendo espacios en una defensa que no transmite seguridad: un planchazo de Vittor a Balboa permitió al mismo delantero anotar el 2-1 de penal, y sobre el pitazo un remate de distancia de Schulz derrotó la lenta reacción de Herrera para una ventaja exagerada respecto a la lucha y posesión de la pelota. 
En definitiva, el mismo Schulz que salió de la U por bajo rendimiento tras ser suplentel, ahora clavaba la estocada letal para liquidar al cuadro de Arias.

Hay señales de recuperación, quizás, pero los ajustes de la U no bastan para cambiarle el bioritmo a un equipo que todavía no encuentra su identidad para luchar en la adversidad. Y es que ya no se trata de ser favorito o candidato al título, sino simplemente de coronar todos los desaciertos recientes con una campaña que le exima de la humillación de pelear cada semana por no descender.
PORMENORESEstadio: Regional Calvo y Bascuñán de Antofagasta.Árbitro: Piero Maza.Antofagasta (3)  Agustín Rossi; Gonzalo Fierro, Tomás Asta-buruaga, Alejandro Delfino y Nicolás Peñailillo; Branco Ampuero y Gabriel Sandoval (62′ Franz Schultz); Eduard Bello, Ricardo Blanco y Felipe Flores (46′ Bruno Romo); Adrián Balboa (76′ Tobías Figueroa). DT: Gerardo Ameli.
Universidad de Chile (1) Johnny Herrera; Augusto Barrios, Sergio Vittor y Diego Carrasco; Matías Rodríguez, Rafael Caroca y Jean Beausejour; Pablo Parra y Nicolás Oroz (76′ Gabriel Torres); Nicolás Guerra (61′ Sebastián Ubilla) y Matías Campos López (61′ Leandro Benegas).DT: Alfredo Arias.
Goles: 14′ Ricardo Blanco (Ant); 44′ Matías Rodríguez (U); 72′ Adrián Balboa (Ant); 86′ Franz Schultz (Ant).