Perú: el gobierno de Dina Boluarte endurece las medidas represivas

Mediante decreto, el provisional Ejecutivo peruano suspendió los derechos constitucionales en tres regiones y una provincia, frente a una violencia que no amaina desde la destitución de Pedro Castillo.

Por EL ÁGORA / Foto: TWITTER

Frente a la violencia creciente que se instaló en el Perú tras el “golpe blanco” que le dieron las fuerzas de oposición a Pedro Castillo, la presidenta interina del país limítrofe, Dina Boluarte, amplió el estado de emergencia en tres regiones y una provincia, suspendiendo diferentes derechos constitucionales.

La medida incluye el despliegue de las Fuerzas Armadas junto a la policía nacional.

El gobierno por sucesión establece la medida por 30 días y abarca los departamentos del Cusco, Lima y Puno, además de la provincia del Callao.

La decisión del gobierno de Boluarte llega en medio de las masivas protestas en su contra. En menos de un mes ya se registran 49 manifestantes asesinados.

El documento del gobierno interino, publicado en el Diario Oficial, establece la suspensión de derechos constitucionales de la ciudadanía. Entre ellos quedan sin efecto “la inviolabilidad de domicilio, la libertad de tránsito por el territorio nacional, la libertad de reunión y la libertad y seguridad personales”.

En la región de Puno, incluso, las medidas del gobierno provisional de Boluarte son aún más restrictivas, puesto que agrega el toque de queda entre las 22:00 horas y las 04:00 horas del día siguiente. También se autoriza el uso de militares junto a la policía.

El periódico La República señala que la decisión del gobierno interino responde a una solicitud de la policía. Fue, según el medio, la Comandancia General de la Policía Nacional del Perú la que pidió declarar en estado de emergencia esos territorios.